domingo, 9 de agosto de 2015

Empezamos mes, el de agosto - Excursiones del Hotel Riu Nere

BASSA D’OLES A ROCA SACOSTA.

A las 9’30 de la mañana nos encontramos en el aparcamiento del Palai de Gèu para recibir las indicaciones y partir hacia la excursión. En Gausac tomamos la carretera que asciende hasta la Bassa d'Oles.
Hacemos las fotos de rigor en la Bassa y partimos por el sendero. Pasamos por la "borda dera vila" después de haber pasado por una pequeña laguna. Continuamos marcha conociendo el Pino Silvestre, en catalán Pi Roig. Llegamos a las dos cabañas con un abrevadero donde paramos a "repostar agua" y fotografiarnos para tener un recuerdo.
Comentamos las vistas que vemos desde éste punto. Seguimos en ascensión hasta la parte superior de Roca Sacosta lo que nos permite ver unas excelentes vistas sobre algunos pueblos del Terçon de Lairissa, el valle de Barrados y observar la nieve del glaciar de la Maladeta. Después de hacernos fotos con los pueblos de fondo, caminamos monte a través hasta adentrarnos en el bosque de Baricauba, con hayas y abetos. Ana, con Eva a la espalda, va mirando al suelo para no trompicarse. Jorge, durante todo el recorrido, tiene su guerra particular con los insectos voladores. En un claro de bosque Dori y Ana quieren probar lo que se siente al sentarse en cima de un tocón. Seguimos disfrutando de la frescura que nos proporciona el bosque. Salimos del bosque, pasamos junto a un abrevadero que hay al lado de una cabaña.

Pasamos por una pequeña bassa volviendo a adentrar en el bosque, Alicia se sienta en el tronco que tiene forma de caballo, y en pocos minutos más llegamos a nuestro punto de partida, la Bassa d'Oles.

VALLE DE SALENQUES, EN EL PARQUE NATURAL DE POSETS-MALADETA

La excursión estaba prevista a los lagos de Llauset, pero el tiempo no era el adecuado y optamos por un recorrido por el valle del río Salenques, ambos recorridos están dentro del Parque Natural Maladeta-Posets, al otro lado del Túnel de Vielha.
Aparcamos los coches junto al embalse, en una postal típica de montaña, rodeado de altas cumbres y densos bosques, y de agua transparente.
En la cola del embalse desemboca el río Salenques que desciende de las cumbres de la Maladeta. Desde su desembocadura vamos remontando el río, siguiendo el GR-11, adentrándonos en un bello bosque de hayas. De vez en cuando, dejamos el sendero para adentrarnos en el cauce del río y disfrutar de como se precipita el río en múltiples saltos y rápidos que va haciendo entre rocas y troncos, lo que compensa al más exigente amante de la naturaleza.  en una de estas entradas, Dori apoya mal y se tuerce el tobillo, lo que le impide continuar y toda la familia regresa al coche.
Vemos restos de antiguas avalanchas, atravesamos canchales y pequeños claros de bosque.
Llegamos a la confluencia de las aguas procedentes del barranco de Angliós y el Salenques. Dejamos el GR-11, pasamos el puente y tomamos el PR para remontar las aguas que nacen en el glaciar de Salenques, bajo el pico de Margalida (3244m).
Llegamos a un punto en el que el agua baja encañonada realizando una serie de saltos a cual más bonito. Los componentes del grupo disfrutan de lo lindo.
Una vez hemos disfrutado de los saltos y realizadas las fotos, nos acercamos a un punto desde donde vemos el valle y cimas de Besiberri.
Deshacemos camino hasta el puente. Seguimos el descenso aguas abajo siguiendo la indicación "Embalse de Baserca". Disfrutamos del camino por el bosque de hayas. A la media hora, divisamos el embalse y nuestro coches.

PUEBLOS DE CASTIERO

Otro cambio en el programa. Salimos del puente de encuentro, nos desplazamos hasta el cruce de Vilamós para ir a los pueblos de Lairissa y nos tenemos que dar la vuelta al estar cortada la carretera. Volvemos al punto de encuentro, el Pali de Gèu, dejamos los coches e iniciamos el paseo de  senderismo para recorrer los pueblos de Castiero. El camino nos llevaba al arrullo del río Garona acompañándonos una gran parte del recorrido. Pasamos por debajo, primero, y por encima del bonito puente de Betren desde donde vimos el molino más grande del Valle.
Pasamos por un elevado camino sobre el Garona con vistas a Escunhau y, luego, descendemos hasta el nuevo puente que atraviesa el río. El antiguo y bonito puente románico se lo llevo, hace dos años, las riadas.
Llegamos hasta el pueblo de Casarilh, les explique aspectos de la construcción de las casas aranesas y vida de los araneses.
Otra parada, esta,  en la iglesia de San Pèir d'Escunhau, observando, principalmente, lo más bello del edificio, su portada, una de los más interesantes de todo el Valle.
El resto del sendero iba hacia un bosques rico en fresnos, arces y robles, pero después de subir un buen rato, nos encontramos con abetos.

LAGOS DE COLOMÈRS

Poco antes de las nueve de la mañana me encuentro, como habíamos quedado, con los componentes de la excursión. Cargamos las mochilas, nos montamos en los coches y nos conducimos al Val de Aiguamòg, entrada que tenemos desde el Valle al Parc Nacional d'Aiguestortes i Estany de Sant Maurici y que Colomérs representa el área aranesa.
La pista asfaltada, de unos 8 Km, nos conduce entre prados. Llegamos al aparcamiento que hay en la estación termal de los Banhs de Tredòs, posiblemente la más alta de Europa. Tenemos que esperar un rato en la parada de taxis hasta que estamos todos embarcados y podemos realizar los 4 Km por una pista de tierra.
Iniciamos la marcha remontando un camino que, en poco más de diez minutos, nos lleva hasta un falso collado y al Estanhot dera Lòssa. En este punto vemos flores como la Algodonosa, el Árnica o Cuernecillos.
Giramos a la izquierda, en el letrero rojo que indica Rufugi de Colomèrs, justo en este punto se nos presenta a la vista la enorme presa que embalsa el agua del Lac Major de Colomèrs, infraestructura para el aprovechamiento hidroeléctrico. Llegados al antiguo refugio -antiguo desde hace algo más de cuatro años- breve parada para aliviarnos y protegernos del sol con cremas protectoras.
Durante un rato seguimos, en ligera ascensión, el GR-11 hasta que tenemos que atravesar las aguas de un riachuelo que viene del Pòrt de Caldes. Poco después llegamos al Estanh Mort con sus aguas calmadas pues no hace ni una brizna de aire. Desde aquí les describo los montes que confieren el Circo de Colomèrs: Pòrt de Caldes, Tuc deth Pòrt, Creu de Colomèrs, Tuc Blanc, Gran Tuc, Pic y Pòrt de Ratera y Tuc de Sendrosa, todos muy cerca de los 3000m.
En el Lac de Garguilhs nos hacemos las fotos en la cascada que lo alimenta de agua. Le comento a una miembro del grupo la posibilidad de atajar y me dice que está bien por lo que continuamos y  seguimos en ascensión para contemplar desde un alto los Lacs de Garguilhs. Seguimos un poco más, hasta uno de los Estanhs de Gargulhes y viendo que no vamos bien de horario decido atajar para ir hasta el Estanh Plá.
Llegamos al Plá, en sus aguas se refleja las nubes y, a lo lejos, contemplamos el Tuc de Mauberme. Buscamos un rincón para comer nuestras pitanzas y es Eva, la benjamina del grupo, quien más atrae nuestra atención. Bordeamos el estanh por su orilla hasta llegar a un collado desde donde vemos las aguas turquesas del Estanh Long. Retomamos el GR-11 en descenso hasta la Llossa, donde cerramos el circuito de nuestro recorrido. Desde aquí al coche.
Hemos visitado unos lagos de tamaños y formas diferentes, cada uno con su propia personalidad, a cual más bonito.

CASCADAS DEL INFIERNO

Salimos hacia el Baix Aran, en Bossòst tomamos la carretera del Portillón, mientras la recorremos con nuestros coches, vamos disfrutando de sus vistas y bosques, tanto de la vertiente aranesa como de la luchonesa.
El valle de Lys es un sitio magnífico, rodeado de altas montañas, un lugar muy visitado. Es un sitio tan bonito que Clara y Marta repiten después de haberlo conocido en otras ocasiones.
Tomamos el sendero que se adentra dentro del bosque de hayas, la pendiente es pronunciada, el grupo va conjuntado hasta que llegamos a las cascadas del Corazón. A partir de aquí, seguimos en fuerte pendiente, el grupo va perdiendo algunos de sus miembros y "miembras" hasta que llegamos al final de la subida con el resuello de unos, los jadeos de otras y el resoplar general. Recuperamos a los que se han quedado en el pelotón de mientras algún@s utilizan la "spontex" para secarse el sudor.
Reanudamos la marcha por una subida sorpresa que se le atraganta a más de un@, Clara y Marta, veteranas de las excursiones, se ríen con ganas. Recuperado el buen camino nos adentramos en el bosque pasando por un puente, un cañón y por varias cascadas. Llegamos hasta el Pozo del Infierno, una cascada de más de 60m de caída, con una magnificencia increíble. Accedemos a su parte superior y, desde el puente de obra, divisamos una bella vista de todo el Valle de Lys.
En el largo descenso atravesamos alguna cascada más. Seguimos descendiendo hasta las cascadas del Infierno donde acabamos la excursión, nos hacemos la foto de familia y observamos los destrozos de las riadas del 2013.
Con tristeza para todos, se despiden Ana, Diego y la pequeña Eva. Se acaban las vacaciones en el Valle para ellos.

POR LOS PUEBLOS DE LAIRISSA

El día amaneció nublado y algunas gotas, pero prometía ser lluvioso. Subíamos por la carretera de Vilamós y la niebla nos envuelve y rodea la niebla teniendo que tomar precaución en la conducción.
Aparcamos en el pueblo y nos dirigimos a admirar la Iglesia Parroquial dedicada a Santa María, uno de los templos románicos más antiguos del Valle de Arán, aunque las reformas que se hicieron en el siglo XVII alteraron algo su configuración.
En el muro que da a la plaza son visibles tres fragmentos, pero el que más destaca es el de mármol blanco, de la época romana, con el busto de tres personas en relieve bajo arcos de de medio punto, que representa un niño flanqueado por dos personas de diferente sexo que parecen representar a sus padres.
Comenzamos la excursión después de habernos parado en la entrada de la casa Ço de Jouanchiquet y explicar aspectos de las casas aranesas. Durante la excursión vamos conociendo un poco más aspectos de la vida aranesa hasta la transformación del Valle por el túnel, las hidroeléctricas y el turismos.
Desde la población, con niebla, iniciamos la marcha por un camino, en ligera ascensión, que nos iba introduciendo en el bosque de pinos silvestres, ofreciéndonos un aspecto que nos sobrecoge con la niebla. Llegamos a Arres de Sus y, ahora, conocemos aspectos del interior de la casa aranes, la de "Çò de Cabalè", ahora bar pero que guarda la esencia. Continuamos la marcha en descenso hasta Sant Joan de Arres, iglesia situada entre los dos pueblos, Arres de Sus y de Jus, donde nos tenemos que imaginar que se encuentran en una extensa zona de prados con esplendidas vistas. Comentamos aspectos arquitectónicos de las viviendas aranesas y seguimos. En Arres de Jus pasamos por una fuente, la plaza y la iglesia de Sant Fabian. Aquí empieza  a llover con intensidad, por lo que Marisa y Fede deciden acortar por la carretera. Carme, Juan y yo continuamos bajo una intensa lluvia para salir del pueblo por un bonito camino, primero en descenso y luego  en ascenso dirección Vilamòs.
Hemos hecho un recorrido por pueblos que mantienen intacto todo su encanto.

PARA VER TODAS LAS FOTOS, PULSAR EN LA FOTO INFERIOR.
Hotel Riu Nere - Grifone - Tónho Porras