miércoles, 19 de febrero de 2014

Bajada a Bagergue desde Blanhiblar, Beret


Eran un poco más de las dos de la tarde, cuando Sergio me propone bajar esquiando hasta Bagergue.

Para situarnos, Bagergue es un pequeño pueblo del Naut Aran, justo al final del valle del Unhola. El desvío por carretera, hacia el pueblo, se encuentra en Salardú.


Vuelvo a la propuesta. No me lo pienso y... ahí que nos vamos. Tenemos que convencer a un amigo que nos venga a buscar con el coche y, como siempre, encontramos la buena disposición de Ángel.
Nos dirigimos al telesilla del Blanhibar y, una vez arriba, tomamos la decisión de hacernos las Palas del Tuc de Pedescals.

               

               

Nos encontramos una nieve polvo buena, la disfrutamos un montón.
Volvemos a tomar el mismo telesilla, al llegar arriba nos dirigimos hacia la cara que da al valle del Unhola, con Bagergue al fondo.
Las vistas, como todas las de la estación, son realmente maravillosas, sobre todo, a estas horas de la tarde, una delicia. Nieve polvo miraras por donde miraras.

               

Nos asomamos y decidimos por donde descender. Ante nosotros más de 800 metros de desnivel con una excelente nieve polvo.

                

Para que contar lo que disfrutamos de la bajada, la emoción del descenso, las preciosas vistas con una luz realmente impresionante y de la soledad

                                 

               

             

Poco antes de llegar al fondo del valle, nos adentramos en un pequeño bosque de pinos y la gozamos pasando y girando entre ellos.

             

             

Ya, al fondo del valle, esquiamos entre abedules y, por prados, llegamos a Baguergue, donde un par de bien merecidas cervezas nos tomamos en el Hotel SeixesCompartimos este momento con más gente que había hecho la bajada por otro sitio, entre ellos un conocido de este portal, Carles.

              

Hemos realizado un descenso del que hemos disfrutado profundamente mientras practicamos un deporte compartido con personas con una misma pasión.