lunes, 23 de julio de 2012

ESTANYS DE BACIVER


Jueves. Son casi las nueve de la mañana y en el punto de encuentro estamos preparados para salir, los componentes de la familia Corral-Guardia. Les tengo que agradecer su fidelidad para conmigo y las salidas, siempre vienen por estas fechas de julio y ya llevan ¡4 temporadas!. 
Nos desplazamos desde el hotel hasta el aparcamiento de Orri, en Beret. Aquí, en un mapa de la estación, les enseño la ruta que seguiremos.
Empezamos la caminata por el sendero que nos conducirá hasta el estany de Baciver. Nos acercamos a ver "eth gúelh deth riu Malo" y seguimos en ligera ascensión hasta llegar a un punto donde observamos los "arcos" y, un poco más adelante, pasamos por la Bassa del riu Malo. Andreu va un poco recaneando, hay que motivarle ofreciéndole un regalo y continua con los ánimos de su madre.
Después de un repecho llegamos al estany de Baciber, en donde aprovechamos para descansar y, como no, hacer fotos. Luís no pierde detalle de todo aquello que sea fotografiable. Continuamos la marcha en buen equipo.
El camino progresa entre pinos negros, plantas y bonitas flores. Entre las flores que vamos viendo es muy abundante el árnica montana y, casualmente, nos encontramos la flor de lis. Observamos y nos observa un rebeco, aquí lo conocemos por "isard". 
Llegamos al estany de Rosari y subimos hasta un alto desde donde las vista nos permite ver el Macizo de las Maladetas, con el Aneto (3404), más al fondo, Maupas, Crabiulles y Quayrat, los tres con más de tres mil metros de altitud, y buena parte del Valle, hasta Vielha. Nos hacemos una foto con el fondo de las montañas mencionadas. Conocemos el nombre de las montañas que cierran el circo, Vaqueira, Tucs de la Llança, Rosari, Marimaya y Saumet. En este punto nos felicitamos todos por haber llegado y disfrutar, no sólo del paisaje, también de los compañeros. Carles recibe y hace muchas bromas haciendo el recorrido más ameno.
Damos cuenta de nuestra pitanza con gran hambre y contento junto al Rosari más elevado, mantenemos una animada conversación y descansamos un rato.
El descenso lo realizamos por un camino diferente al de subida.
Llegamos al coche y hemos disfrutado de un día maravilloso en un lugar espléndido.


No hay comentarios: