miércoles, 16 de marzo de 2011

EL ESQUÍ FUERA DE PISTA

El esquí fuera de pista, si las condiciones lo permiten, es uno de los atractivos del deporte blanco por excelencia. Tal y como suceda con los debutantes, la mejor manera de iniciarse en el esquí fuera de pista (ahora se llama freeride) es de la mano de un profesor. En este caso será él mismo quién evaluará si tenemos el nivel de esquí apropiado, el material adecuado y la condición física necesaria, todos estos detalles para disfrutar del esquí fuera de pista con seguridad.
La seguridad es primordial de manera que la progresión de la dificultad en los descensos es básica y se realizan según la pendiente, la calidad y la cantidad de la nieve. Las técnicas enseñadas y aplicadas van en función de los diferentes tipos de virajes según la pendiente y la cantidad de nieve, hacemos los virajes por extensión-flexión. En caso de mucha pendiente y cantidad d nieve esquiaremos haciendo los virajes por flexión, y por salto cuando la dificultad es alta. En las clase también se presta atención a los detalles tan importantes como los apoyos, las cargas, las resistencias, además de la dosificación de fuerzas
De la misma manera resulta primordial la estrategia en los descensos, anteponer la seguridad a todo y después tener claro el objetivo, el inicio, las primeras curvas y el ritmo del descenso. Con todo, iniciarse en el esquí fuera de pista de la mano de un profesor es la manera más segura y devertida de entrar en un nuevo mundo de sensaciones. Os lo aseguro.

No hay comentarios: