jueves, 24 de marzo de 2011

DOLOMITAS, LA MARMOLADA Y SASS PORDOI

La jornada de hoy la podríamos resumir en dos bajadas, pero bueno, ha habido otras que no han sido nada despreciables.
Poco antes de que se abriera el telecabina Boé, a las 8'30, estábamos tomando un buen cafe en el bar de en frente. Con el sabor del café en el paladar, nos desplazamos por unas maravillosas pistas, diferentes a las del martes, hasta la población de Arabba y, de aquí, tomamos remontes hasta el Passo Padon y bajar los 1000m de desnivel hasta Malga Ciapela, la base de los tres teleféricos que nos llevarán hasta La Marmolada. Unos datos: los teleféricos van a una velocidad de 12m/s.  Desde  los 1446m, en la parte inferior, hasta los 3269m  en la Punta  Rocca y con los transbordos tardamos 15 minutos. ¡Impresionante!. Una vez arriba tomamos la decisión de bajar, de un tirón, sin parar hasta la parte más baja.  Arrancamos. Empieza el descenso por pistas amplísimas y bien pisadas, la nieve polvo/dura, la visibilidad impresionante con un sol espléndido y, a esas horas, pocos esquiadores lo que nos permite ir a una buena velocidad de crucero. Llegamos  al punto de partida de los teleféricos en menos tiempo que lo que tardan en subir, tenemos que pensar que el recorrido del descenso es de algo más de 12Km. para los 1800m de desnivel.
Después,  volvemos a subir y descendemos tranquilamente para trasladarnos hasta Passo Pordoi a 2239m.  Tomamos el teleférico que nos lleva hasta uno de los lugares bonitos donde los haya por sus vistas, el Sass Pordoi, a casi tres mil metros, concretamente 2950m. Después de contemplar y hacer fotos a las impresionantes y maravillosas vistas, descendemos por un fuera de pista de esos que imponen, no solo por el descenso en sí, por el entorno, por las grandiosas paredes de piedra que nos rodean, etc. 
Unas cervezas debajo de las majestuosas rocas del macizo de Sassolungo y continuamos hasta Selva, Passo Gardena y Corvara.
Hoy puedo sentirme orgulloso por varios motivos, uno de ellos es haber visto bajar a Begoña desde el Sass Pordoi.
Después de unas compras, cómo no, otra sesión de balneario, cerveza, cena y...

Foto: La Marmolada desde Pordoi

1 comentario:

XMG dijo...

Hola tònho
Quina passada poder estar en un paradís com aquest , la veritat es que fas venir ganes d’esquiar a qualsevol.
Disfruteu força i no paris d’escriure i de fer fotos així al menys ens ho imaginem.

Xavier i Dolors