miércoles, 23 de marzo de 2011

DOLOMITAS, CORTINA D'AMPEZZO


Hoy hemos madrugado un poco más con la idea de empezar a esquiar antes que los días anteriores. A tal punto hemos madrugado que, poco después de las 9 h., estábamos a casi 3000 m/alt, a pie de la pared de Piz Tofana (3243m).
Cuando subíamos en uno de los los dos teleféricos que accede desde Cortina hasta la zona de Ra Valles, me he dado cuenta de la falta de batería en la cámara, por lo tanto, las fotos con el móvil.
Es impresionante la cantidad de luz que hay a esas horas en esta zona y... ¡¡cómo estaba la nieve!!. Después de varias bajadas, paramos a tomar un café en el refugio que hay en la zona. Tanto los remontes como el refugio nos han trasladado a la época en que Cortina tenía ese "glamour", ahora maravillosamente decadente. En pistas se ve gente que pertenecía a esa época en que Cortina se encontraba, muy justamente, en el candelero internacional.
Abandonamos esta zona, para hacerlo hemos descendido por una pista negra, posiblemente por una de las negras con más pendiente de las que he descendido, o por lo menos, de las más largas, eso si, disfrutándola.
Debajo de Ra Valles se encuentran modernos telesillas y unas muy buenas y largas pistas con muy buena pendiente, entre ellas la pista Pomedes que es FIS de la Copa del Mundo. Hemos esquiado un rato por la zona, posteriormente descendemos hasta los 1110m, ahora con nieve primavera, por la pista que un día bajo James Bond.
Un bus, que atraviesa la población, nos lleva hasta el  mítico teleférico de la Faloria. El edificio que lo alberga, en si, es digno de visitarlo. Superamos los 1000m de desnivel y nos encontramos con una nieve excelente. Esquiamos por sus pistas hasta la zona de la Misurina y ascendemos hasta la Forcela, la cual "venden" con mucha pendiente, pero se queda en un "Escorna" algo más largo.
Seguimos disfrutando de las vistas, las pistas, la nieve, el sol... bueno, de las vacaciones.
Al descender no podemos dejar de pasear por las lujosas calles de Cortina con sus tiendas y personajes.
La vuelta hasta Corvara, en coche (35Km), nos ha regalado una maravillosa puesta de sol en el Passo Falzarego, a 2150m. Impresionante ver todas las montañas de color rosa.
Nos esperaba una sesión de Spa y, el día no podía acabar mejor que con, una botella de champán francés, gracias a Paula y a Ángel.

No hay comentarios: