sábado, 25 de diciembre de 2010

SAMANA DE NAVIDAD

Menuda semana han tenido los cursillistas y los que nos han visitado. El lunes tuvimos un día excepcional de buen tiempo (foto), el martes y miércoles con viento y lluvia, el jueves fue de niebla, el viernes de nevada y, para finalizar la semana, el sábado con un Sol brillante pero temperaturas muy bajas, del orden de −14ºC.
Como cada lunes empiezan los cursillos. No eran todavía las diez de la mañana y los cursillistas y padres de algunos niños se van concentrando en le punto de encuentro. Me alegra encontrarme con personas conocidas de temporadas anteriores.
Después de la distribución me es asignado un grupo compuesto por niños, adolescentes y adultos. Los más jóvenes son: Léo, Gerard, Alejandro y German, las adolescentes María y Paula, Begoña y Juan Carlos son los adultos. Los componentes del equipo son de Bordeaux (Francia), Barcelona, Las Palmas y Madrid
Todos hacen giro fundamental, o sea, que inician el giro en cuña y lo finalizan en paralelo. A lo largo de la semana hemos ido trabajando, a pesar de las inclemencias meteorológicas, el hacer el viraje elemental. El objetivo ha sido cumplido y superado por la mayoría de los componentes del grupo. 
Ni que decir tiene que, los que más empeño han tenido que poner han sido los adultos. Juan Carlos, incluso, después de una caída y consiguiente "cabreo" apunto estuvo de dejar de esquiar; gracias al empeño y empuje de Begoña a terminado la semana con una sonrisa de oreja a oreja. Tengo que destacar la alegría y simpatía que Begoña ha aportado al grupo. Bueno, ¿y los niños y las adolescentes?. A ellos nos les ha costado tanto, además lo importante es hacer muchas pistas y contra más oscuro sea su color de dificultad, mucho mejor.
El jueves hubo carrera y todos obtuvieron medallas  de diferentes metales y sus categorías. ¡Felicidades!

Fotos de la semana en el álbum. Pronto habrá más. 

domingo, 19 de diciembre de 2010

GUANTES DE ESQUIAR Y NIÑOS

La semana pasada, que hizo mucho frío, impartí clases a tres niños. El primer día ya padecieron el frío y, por supuesto, la partes de su cuerpo que primero sintieron el frío fueron las manos y los pies. Por la tarde, los padres fueron a comprarles  unas manoplas a petición mía.
Cuando tomamos la decisión de comprar guantes para los niños caemos, muchas veces, demasiadas,  en el error de pensar que "como van ha crecer le compramos los más económicos". Que pasa, ¿que ellos no sienten el frío?.
Cuando vestimos a los niños tenemos que ponerles la misma cantidad de ropa que nos pondríamos nosotros, los adultos. Tenemos que abrigar, principalmente, el tronco que es donde se encuentran nuestros órganos vitales. Si nos falta calor en esta parte del cuerpo tiende a buscarlo en las extremidades, las manos y los pies, los primeros lugares en notar el frío.
Para los niños, mejor que guantes son las manoplas, eso si, con las mejores técnicas y materiales, tanto en el interior como en el exterior. En las manoplas los dedos van juntos e incluso, en el remonte o cuando están parados, pueden cerrar el puño y calentar la mano.