domingo, 12 de septiembre de 2010

CERRADO POR VACACIONES

¡¡ Hasta pronto !!.


ESPECIAL FIN DE TEMPORADA-2010

¡ QUE DÍA MÁS MARAVILLOSO EL DE AYER ! Os cuento. Eran as 8'15h de la mañana y nos encontramos los 16 participantes venidos de Francia, Madrid, Igualada, Cambrils y de Les; mi amiga y compañera de trabajo Ester, a la salida Especial Fin de Temporada, Pòrt de Vielha, Tuc deth Pòrt y Lac Redòn, un buen recorrido. La mañana, aunque fresca era excelente, ni una nube, el cielo completamente azul y, para rematarlo, nada de aire. Los ánimos de los participantes eran muy diversos, desde miedo a no poder acometer la subida hasta los que tenían ganas de comerse el monte, en cualquier caso se veía las buenas vibraciones y compañerismo entre todos.
Iniciamos el recorrido en la Boca Sur del Túnel de Vieha, al principio, por una pista, lo que aprovechan todos para ir en animada plática. Nos encontramos la señal que indica "Caminos Naturales - Vielha", un sendero que se inclina hacia arriba sin compasión haciendo que se fueran apagando las conversaciones e iniciar a respirar anhelosamente por el efecto impetuoso de la subida. Esto último no impide a algunos miembros a que sus las cámaras de fotos no parasen de captar imágenes, no solo del paisaje, también de los compañeros en muy diferentes situaciones.
Hacemos una parada junto a un antiguo bunker de ametralladoras ( de los que mando construir Franco a lo largo de todo el Pirineo) para comer algo y reponer fuerzas.
El camino, desde este punto, se suaviza y va ganando en esplendidas vistas. El grupo va más conjuntado y con la alegría de ver una etapa del recorrido a punto de conseguirla. Llegamos al Pòrt y disfrutamos del momento, nos hacemos las fotos de rigor de grupo.
La siguiente etapa la tenemos a la vista, la cima del Tuc deth Pòrt. El camino se inclina y entre 20' y 30' es lo que tardamos en llegar hasta ella. En la cima las felicitaciones, compartir alegría, las bromas y, sobre todo, las fotos. Después de un rato de disfrutar la cima y de describir y explicar el maravilloso paisaje que se no presenta, iniciamos el descenso hasta el Lac Redó que lo tenemos a la vista pero una hora nos separa de llegar a la orilla.
Al borde del lago, con alegría disfrutamos de las viandas y buen vino que traen los franceses para brindar por el día y la compañía que disfrutábamos. Algunos aprovecharon, después de comer, para hacer una siesta o, por lo menos, intentarlo en lo alto de una roca.
Durante un buen rato el camino va a media ladera hasta que se junta con el GR-11, desde aquí el descenso es vertiginoso y largo, lo que hace que más de uno empiece a resentirse de las rodillas o tobillos. Llegamos a una antigua pista forestal y el descenso se suaviza hasta un sendero que nos lleva, en pocos minutos, hasta el Hospital de Vielha, donde tenemos los coches.
Compartimos teléfonos, direcciones de correo, besos y abrazos y nos vamos despidiendo para cada uno regresar a los hoteles y a sus lugares de origen.
¡FIN DE TEMPORADA !