viernes, 11 de junio de 2010

Comportamiento del oso pardo en el Pirineo

Un mayor conocimiento sobre el comportamiento del oso pardo habría impedido los pocos incidentes conocidos hasta ahora en el Pirineo

Esta es una de las principales conclusiones de la jornada de formación e intercambio de experiencias sobre el oso pardo, que la Asociación de Guíes e Interpretadores del Parque Nacional d’Aigüestortes i Estany de Sant Maurici (AGIPNAESM) organizó ayer en Val d’Aran, con récord de participantes

El biólogo experto en oso pardo Marc Alonso, el presidente y el vicepresidente de la asociación Nature Comminges, i la bióloga y educadora ambiental Eva Jordà fueron invitados por la AGIPNAESM para contribuir en la formación de los guías de Val d’Aran, Pallars y Alta Ribagorza, a la que también asistieron agentes rurales de varios puntos de Cataluña, hasta sobrepasar el límite de capacidad del refugio Era Honeria (Val de Toràn), que es de 32 personas.

Los expertos participantes en esta actividad, que fue gratuita, coincidieron en que es la primera vez que se organiza un encuentro de este tipo entre Francia y el Estado Español, desde la introducción de los osos del Pirineo central, y advirtieron de la necesidad de que haya más información para los vecinos de las poblaciones y los guías que conviven con esta especie y con otras grandes especies, especialmente en temporadas de batidas.

Marc Alonso explicó que osos y jabalíes comparten bosques y muchos de sus frutos silvestres especialmente en otoño, coincidiendo con las batidas de caza, y las consecuencias que en ocasiones se convierten en noticias negativas para el plantígrado. Alonso añadió que cuando hay un encontronazo por sorpresa, los osos pardos tienen la costumbre de hacer cargas de advertencia y ponerse de pie, sin atacar, si no nos movemos se irá tras la exhibición de fuerza.

El experto puntualizó que este es el principal motivo de incidentes y que hasta ahora los incidentes conocidos han sido siempre con cazadores, cuyos perros los ponen nerviosos y ante la exhibición el cazador acaba disparando y el oso pegando manotazo para apartar al “estorbo”. Alonso propuso que si todos los colectivos tuvieran estos conocimientos sobre el comportamiento de la especie no habría incidentes.

En cuanto a la cantidad de individuos que hay en el Pirineo central, Marc Alonso reveló que en las analíticas genéticas realizadas en los últimos cuatro años en Cataluña se contabilizan 17 individuos diferentes, pero se cree que hay más sin identificar.

Algunos guías mostraron su interés en ofertar el oso pardo como reclamo turístico, y la ponente Eva Jordà propuso que se venda Pirineo y no solamente una especie, aunque reconoció que en su experiencia, “la coletilla” o valor añadido del oso pardo realmente “vende”. Marc Alonso aseguró a este respecto que “si no hay más demanda de observación de esta especie y de fauna en general es porque las administraciones competentes no lo promocionan, a pesar de ser comarcas con un gran potencial y posibilitar la diversificación y la desestacionalización del turismo en estas zonas de montaña. Y añadió que hay un perfil de turista de naturaleza, con una demanda creciente, que quiere observar aves y gran fauna como el oso pardo, y paga por ello, y los británicos son el colectivo más numeroso.

Por otro lado, en el debate abierto al final de la parte teórica celebrada en el refugio Era Honeria, los expertos ponentes y forestales asistentes coinciden en que desde los primeros años de la reintroducción en el Pirineo Central, las posiciones de rechazo de muchos sectores de las poblaciones locales, principalmente de ganaderos y agricultores, han cambiado o se han suavizado, y que “se puede empezar a hablar de una normalización de la presencia del oso pardo en este sector del Pirineo”.

Por la tarde, tras la comida, se realizó una salida práctica por la zona del tuc de Bedreda, des de cuya falda se estuvieron observando a gran distancia y con prismáticos dos grandes mamíferos que durante media hora de observación se creyó podían ser dos osos pardos, especialmente por el gran tamaño de uno de ellos, pero tras utilizar un teleobjetivo y ver el movimiento de los animales, Marc Alonso y los otros expertos concluyeron que se trataba de dos jabalíes. Esta experiencia fue un gran ejemplo práctico de la teoría que sostiene el presidente de la Fundación Oso Pardo de Asturias, Guillermo Palomero, del “jabaloso”, mostrando la confusión a la que se puede caer y que ha sido motivo en el pasado de disparo a osos por error.

Los asistentes solicitaron otra jornada de este tipo con más expertos, a lo que se sumaron otros guías y agentes rurales que no pudieron asistir en esta ocasión.

Para más información llamar a:
TXELL CENTENO: 686 286 282

VERANO 2010




Imagina caminar por senderos, a pleno pulmón por la naturaleza. Observado y fotografiando flora y fauna. Subiendo y bajando montes, por bosques, junto al cauce de un río, de cascadas o lagos, visitando pueblos. Solo o con la familia, con tu pareja o con tus amigos y, además, haciendo nuevas amistades. Para todas las edades, al alcance de todos.
Deja de imaginar y anímate a venir...
ACTIVIDADES CON GUÍA GRATUITO
Todos los días de lunes a sábado, actividades de senderismo incluyendo actividades de naturaleza, culturales y turísticas con guía gratuito.
Periodo comprendido entre el 21/6 al 1/9 de 2010