lunes, 9 de agosto de 2010

ESTANYS DE GERBER

El día, a primera hora de la mañana, está totalmente despejado aunque con una temperatura fesca. Después del comentario, como casi todos los días, de la seguridad en montaña y de llevar el calzado adecuado, nos montamos en los coches para desplazarnos hasta el Pto. de La Bonaigua. Al llegar a el Puerto de la Bonaigua (2072m) el día radiante y soleado nos permite ve las montañas nevadas.
En el aparcamiento de la Peulla nos vamos juntando los excursionitas, a muchos no los había visto en el punto de encuentro. La geografía de procedencia es amplia, gaditanos, canarios, valencianos, madrileños y catalanes.
Iniciamos la marcha. Cruzamos el joven río Bonaigua, enseguida repostamos agua fresca, mejor dicho, helada en la Fuente Matamoixons. Aquí, los canarios deciden que ya han caminado bastante. Seguimos el sendero sobre el valle viendo como serpentea la carretera antes y después del refugio de la Verge de les Ares.
Con una pequeña subida nos adentramos en el valle elevado de Gerber, un cartel nos anuncia que entramos en la zona periférica del Parque Nacional y nos hacemos la foto junto al mismo para certificar nuestra presencia en el Parque. El recorrido por el valle es muy adecuado para explicar y observar los fenómenos de los valles de origen glaciar.
Llegamos al pequeño y seductor Estanyot de Greber, picoteamos algo y continuamos. Un pequeño repecho y nos situamos encima de una roca desde donde el sendero se hace más antipático de caminar por las piedras.
El segundo lago, formado debido a la barrera de la antigua morrenas (lagos de morrena), es un paraje de ensueño.
El Estany de Gerber cautiva a primera vista, aunque un numeroso grupo han convertido la orilla en una playa bañandose todos y con mucho griterío restándole encanto. Este gran lago circular, un gran ejemplo de lago "de circo", aprovecha la excavación producida en el circo glaciar. La forma de U de los valles constituyen un magnífico ejemplo de la acción erosiva de las glaciaciones del Cuaternario. Este valle es un buen ejemplo de "valle colgado" (Los valles secundarios desembocan en el principal, al mismo nivel o mediante un escalón de pendiente, como valle colgado, debido generalmente a una mayor exaración glaciar del valle principal ).
Nos hacemos fotos en una roca que parece que va a rodar. Continuamos camino arriba para encontrar un lugar agradable y con buenas vitas para comer el picnic que nos hemos merecido. Ana, Vicky y Paco comparten su comida con Pepe que se la olvidado. Carmen y Sergio se come unos buenos y largos bocadillos en silencio por aquello de que "oveja que..."
Andreu, Andrea y Laura son los más jovenes, vienen acompañados de su padre.
Iniciamos el descenso por el mismo camino por el que hemos subido. Carmen parece que va bailando sardanas, los niños no hacen más que correr.
Un buen día en compañerismo y buen humor.

No hay comentarios: