viernes, 30 de julio de 2010

ESTANYS DE BACIVER

Son casi las nueve y media de la mañana y en el punto de encuentro estamos preparados para salir. La benjamina del grupo es Irene, con tres años, con ella vienen sus papis, Rebeca y Jose. Tengo que agradecer a Carme y Ramón su fidelidad para conmigo y las salidas, siempre vienen por estas fechas de julio y ya llevan ¡3 temporadas!.
Nos desplazamos desde Vielha hasta el aparcamiento de Orri, en Beret, y, desde aquí, empezamos la caminata por el sendero que nos conducirá hasta el estany de Baciver. A Irene la acomodan en una silla-mochila en la espalda de su padre. ¡16 Kilos!. Nos acercamos a ver "eth gúelh deth riu Malo" y seguimos en ligera ascensión hasta llegar a un punto donde observamos los "arcos" y, un poco más adelante, pasamos por la Bassa del riu Malo.
Después de un repecho llegamos al estany de Baciber, en donde aprovechamos para descansar y hacer fotos. Seguimos todos juntos en buen equipo.
El camino progresa entre pinos negros, plantas y bonitas flores. Entre las flores que vamos viendo hay una que destaca por su belleza, el Lilium Pyrenaicum o Flor de Lis, es muy abundante el árnica montana. Observamos y nos observa un rebeco, aquí lo conocemos por "isard".
Llegamos al estany de Rosari, pero nos desviamos hasta alcanzar un lago más pequeño desde donde las vista nos permite ver el Macizo de las Maladetas, con el Aneto (3404), más al fondo, Maupas, Crabiulles y Quayrat, los tres con más de tres mil metros de altitud, y buena parte del Valle, hasta Vielha. Vemos como varios valles vecinos están cubiertos de nubes mientras que nosotros disfrutamos de un precioso día. Conocemos el nombre de las montañas que cierran el circo, Vaqueira, Tucs de la Llança, Rosari, Marimaya y Saumet.
En este punto nos felicitamos todos por haber llegado y disfrutar, no sólo del paisaje, también de los compañeros. Irene se ha portado fenomenal, eso si, no se ha cansado nada.
Comemos junto al Rosari más elevado, mantenemos una animada conversación y descansamos un rato.
El descenso lo hacemos por otro camino. Irene aprovecha para hacer siesta mientras sus papis se la van intercambiando. Carme y Ramón hace un recuento de las nuevas excursiones que han hecho este año y lo mucho que les han gustado y disfrutado. Gloria y Josep han compartido con los demás sus experiencias montañeras de juventud, aunque no son nada mayores.
Llegamos al aparcamiento y todos toman rutas diferentes para seguir visitando otros rincones del Valle.

No hay comentarios: