miércoles, 21 de julio de 2010

EL VALLE A NUESTROS PIES, DESDE BLANHIBLAR

Mañana gris con nubes muy altas, por encima de los tres mil metros, pero parece que se mantendrá. En el punto de encuentro están, como siempre, a la hora prevista, los participantes, 16. Hay 4 participantes nuevos, aparte de los veteranos.
Nos desplazamos con los coches hasta el altiplano de Beret, a 1860m/alt., aparcamos, nos colocamos el calzado de montaña y nos abrigamos para protegernos del aire frío que sopla.
Atravesamos el joven rió Noguera Ribagorzana que tiene su cabecera en Beret. Les explico quel Pla de Beret tiene unos 4 Km de longitud, desde los ojos del Garona, uno de los afluentes que forman el Garona, hasta la cabaña de los Gavatxos, está cubierto de prados naturales, los más extensos del Aran. Hay mucho ganado, principalmente vacuno y caballar.
En el telesilla Blanhiblar accedemos a la montaña que le da el nombre al remonte, hasta los 2235m/alt. Una vez arriba, nos desplazamos unos pocos metros, hacia el Sur, para contemplar las vistas hacia el Pla de Beret, Baqueira y parte de las montañas aranesas del Parque Nacional, las de Saboredo, Ratera, las de Colomers, hasta el Montardo.
Empezamos a caminar. Dando la vuelta a la montaña, ahora hacia el Sureste, atravesamos un peñascal y llegamos hasta un hermoso lugar que nos ofrece unas magnificas vistas del Valle con los pueblos de Bagergue, Unha, Salardú, Gessa, Arties, Garos, Escunhau, Betrén y Vielha. Las nubes no nos han permitido ver el macizo de la Maladeta con el Aneto, pero si hemos podido observar a unos rebecos (isars). El paso por el peñascal ha sido, por parte de algún miembro del grupo, un poco dificultoso, pero bueno, el esfuerzo ha tenido su recompensa.
Continuamos la marcha, ahora en ligero descenso por prados alpinos, hasta llegar a un alto que nos permite ocultarnos de la vista de las marmotas y poderlas observar hasta que, por el griterío y la euforia, se han ocultado. Hemos aprovechado el lugar para hacernos unas bonitas fotos. Llegamos a otro punto del recorrido que vemos el valle del Unhola, la collada de Varrados y el Tuc d'Armeros. Continuamos, ahora adentrándonos hacia la montaña, para pasar junto a dos pequeños lagos, en aranés "bassa", en Costarlhas.
Seguimos sendero hasta que llegamos a un punto en que tenemos que decidir si subimos hasta el telesilla o continuamos bajando hasta el aparcamiento. Unánimemente decidimos descender. Vamos, ahora, por un camino ancho, lo que nos permite ir en alegre conversación permitiendo a las dos parejas que se han incorporado a las excursiones relacionarse y entablar amistad con el resto de los componentes más veteranos.
Nos hemos entretenido, durante el recorrido, en explicaciones, fotos, platicar, ect. y, con todo y con eso, a las 14h. estábamos nuevamente en los coches.
Una bonita mañana.

Foto: Baciver desde Costarlhas.


No hay comentarios: