martes, 29 de junio de 2010

PORTILHON Y CABAÑA DE AUBÁS

El pasado invierno, concretamente en el mes de marzo, un viento huracanado arrancó cientos de árboles en el bosque del Portillón. Unos días después pasé por la carretera y pude apreciar, desde el coche, el desastre.
El lunes dejé el coche en la entrada de la pista forestal que va a Còth de Baretga, justo, en la zona donde más daño hizo el viento. Me calcé las botas, me coloqué la mochila a la espalda y comencé a caminar por la pista en dirección a la Cabana de Aubás. La pista discurre entre grandes abetos, la mayoría centenarios, pero, nada más empezar el recorrido veo que una gran parte del bosque ha sido arrasada produciéndome una gran tristeza. He intentado captar en imágenes el desastre y, la verdad, una cámara de fotos no reproduce lo que allí se ve. Llegar al precioso Prat de les Bruishes fue toda una odisea intentando caminar entre los árboles caídos.Pude comprobar que el Prat sigue tan bello como siempre y con mucha agua. 
Retomé, otra vez, la pista forestal y en menos de una hora me encontraba en la cabana d'Aubas. Después de observar un rato a unos caballos, empecé el regreso. Tomé el camino, el PR, y lo deje en cuanto pude por los árboles que cortaban el paso.
Llegué al coche con abatimiento después de lo visto.


Foto junto a la raíz de un árbol caído.

No hay comentarios: