miércoles, 23 de junio de 2010

LACS DE RESTANCA Y MAR.

El día de hoy ha superado al de ayer, más que nada por la temperatura, parece más verano.
Desde Vielha nos dirigimos hasta Arties y nos adentramos, siempre en coche, por el valle de Valarties. Nos sorprende los verdes prados y, sobre todo, el imponente Tuc del Montardo. Dejamos el coche en el Pontet de Ríus, nos colocamos las botas, colgamos la mochila a la espalda y, con mucha ilusión, iniciamos la marcha.
El sendero asciende serpenteante por un bosque de abeto y pino negro salpicado de algún serval de cazadores o sauco rojo. También destacan plantas como el rododendro, que se está vistiendo de flores rosas ahora al inicio del verano, y el arándano y las frambuesas como fruto preferido de muchos animales y que disfrutaremos nosotros dentro de unos días.
Cuando se acaba la subida, el bosque clarea, nos encontramos en la base de la presa que guarda el agua el Lac de Restanca. Subimos hasta  ella, la atravesamos hasta llegar al refugio. Aprovechamos para reposar y tomar unos frutos secos; hacemos las fotos de rigor y continuamos, ahora bordeando el lago. Superada una fuerte subida, nos encontramos en un llano para, después de atravesar dos puentes, iniciar otra fuerte subida entre rocas y en la que nos encontrándonos con grandes neveros en el sendero obligándonos en varios tramos a trepar por las rocas. (Ver Fotos)
Llegamos la parte superior donde las vistas nos regalan un paisaje bellísimo. En primer término el Lac de Mar, el más grande de Valle, lleno a rebosar, de un azul magistral, y las admirables montañas como Tumenèia, Besiberri Nord, la más alta del Valle con sus 3015m, y el Tossal de Mar.
Regresamos por el mismo camino que hemos ascendido. Paramos junto a la Restanca para comer y acabar de descender hasta el coche.
Otro día de admirar y experimentar.

No hay comentarios: