domingo, 13 de septiembre de 2009

VAL DE MOLIÈRES. Último día VERANO 2009

Hoy (por ayer) es sábado y coincide con el puente de la "Diada de Catalunya", por lo tanto, el grupo es más numeroso que en días anteriores, casi todos de Barcelona y proximidades. Nos desplazamos hasta la boca Sur del Túnel de Vielha, aparcamos encima del viejo túnel y nos disponemos a caminar. Nada más empezar, a Aurora se le escapa la risa al descender desde el aparcamiento hasta el camino.
El Valle de Molières es cabecera del río Noguera Ribagorzana, por el hemos caminado hoy.
En un principio íbamos recorriendo el fondo del Valle por una pista entre prados húmedos donde se forma turba. En esta parte del valle, entre otras plantas, hemos conocido la Hierba de ballesteros, la amapola amarilla, etc.
Nos adentramos en el bosque de hayas para, en breve, llegar a la cascada con el nombre del valle. Los bosques de hayas tienen un aspecto un tanto sombrío, casi propio de cuento de hadas, no permitiendo crecer en el suelo a apenas ninguna otra planta. Algunos se han fotografiado con una amanita muscaria muy grande, otros han buscado a los "pitufos" debajo de ella. A Andrea le gusta hacer y que l hagan fotos, a su hermana Carla no le gusta salir en ellas, son las más jóvenes del grupo.
Después de las fotos hemos remontado la cascada, atravesamos el río, un joven Noguera Ribagorzana, después una pradera hasta que llegamos a un canchal, una zona donde son abundantes las marmotas. Varias marmotas estaban adormiladas, tomando el sol, encima de las rocas.
Después de contemplarlas un rato deshacemos camino hasta llegar a la cascada, cambiamos el recorrido para caminar por una antigua pista forestal y, sin mis explicaciones, el grupo va caminando en camaradería hasta llegar a los coches. Nos despedimos los unos de los otros y yo, además, de la temporada.