sábado, 5 de septiembre de 2009

BOSQUE Y CASCADAS DE CONANGLES

Otro día más que amanece completamente nublado pero promete despejarse, como así ha sido. Atravesamos el Túnel de Vielha y parece que atravesemos el del tiempo climatológico, nos encontramos con un tiempo excelente, eso sí, la temperatura no superaba, a las 10'30h., los 9ºC en la sombra.
En el aparcamiento de Conangles hemos iniciado la marcha entrando seguidamente en el bosque de hayas y abetos del mismo nombre. Vamos siguiendo el curso del río Noguera Ribagorzana. Por el camino íbamos en animada conversación. Salimos de los limites del Valle de Arán y entramos en el término de Senet. Durante el recorrido disfrutamos, en los claros del bosque, de la presencia de las flores que anuncian la llegada del otoño, los cólquicos, de color rosa lila y se parece al azafrán, pero tiene seis estambres, .comentamos sobre las gencianas, gamones y lirios.
A los pocos minutos dejamos la pista forestal por la que caminamos para tomar un sendero en ligera ascensión por un valle profundamente encajado, limitado por murallones casi verticales, por el que se despeña el río jugando en cada salto de increíble belleza.
Son obligadas las paradas para hacer fotos del cauce del río para ver los saltos que realiza, unas veces en forma de cascada otras por toboganes. Ni que decir tiene que las cámaras de fotos van pasando de mano en mano y fotografiarse unos a los otros.
Después de una relajada excursión, regresamos a los coches. Termina la semana y la estancia en el Valle de Josefina y M.Ángel, Mª Carmen y Manuel; gracias y seguir imaginando cosas bonitas... Quiero agradecer la fidelidad de Vicky y Paco, no sólo en venir a todas las salidas de la semana, también por su simpatía y cariño hacia mí. Ambos han recibido su Diploma, otorgado, ya sabéis, a los que participan en cinco o más salidas.

viernes, 4 de septiembre de 2009

PÒNT DETH LÒB A BOSSOST Y A LA CUEVA

Hoy, a diferencia de los días anteriores, el día era claro pero..., a eso de la nueve, han empezado a aparecer nubes y, poco a poco, han ido cubriendo el cielo, por lo que ha sido conveniente cambiar la excursión prevista a la Bassa d'Ules.
En el punto de encuentro van apareciendo las caras conocidas de la semana y las de Mª Carmen y Manuel, de Sevilla, que se incorporan para participar en la excursión de hoy.
Nos desplazamos en coche, dirección Bossòst, nos detenemos unos Kilómetros antes, en el Pont deth Lop, donde empezamos nuestra andadura. Entramos en el Terçon de Quate Lòcs. Tomamos el sendero siguiendo las señales de GR-211, deth Camí Riau, pasamos por lo que había sido una "borda" llamada Reguders con prados en los que unos caballos observan nuestro paso, entramos en un bosque de avellanos, también hay acebos, hasta que llegamos a una roca conocida por la Bordassa desde donde podemos ver el paisaje. Descendemos, siempre por bosque de avellanos, hasta que el camino se ensancha y pasa a ser una pista entre vegetación de ribera. Llegamos al pont d'Hèr y nos paramos a curiosear la poza que el río hace en este lugar, poco después nos detenemos ante una roca equipada para la práctica de la escalada, seguimos y les explico los árboles que hay en el camino -nogales, castaños, fresnos, etc-, camino amplio, lo que nos permite ir en grupitos manteniendo animadas conversaciones, en una de ellas, Josefina nos explica que la piel del limón es buena para los olores del lavavajillas. Al pasar por la Central Hidroeléctrica de Bossòst empieza a lloviznar, en pocos minutos llegamos a Bossòst y unos cuantos entran en una tienda a comprarse una "capelina".
Bossòst es una población importante de la Val d'Aran, está situado a 710 m de altitud. Con 822 habitantes es el segundo municipio en población así como el más comercial. Situada a ambos margenes del río Garona se trata de un bello enclave, cuya guinda es la iglesia románica de Era Purificación de Bossòst. Iglesia románica perteneciente al siglo XII muy modificada. Después de conocer sus características nos dirigimos al "Cap dera Vila", hasta la capilla de Sant Joan Crisostóm, una de las seis capillas que rodean a la población.
Poco más arriba tomamos el Camin des Terretes enterándonos en los dominios de Soala Casteras. El camino sube protegido por arboles, al salir, el camino, se convierte en aéreo sobre Bossost. Llegamos a la cueva. En la cueva nos quedamos un buen rato disfrutando de la vistas y protegiéndonos del "calabobos" que cae.
El descenso lo hacemos por un camino entre rocas y muchos helechos, sin que deje de caernos la pertinaz lluvia Josefina aprovecha para darse una culada. Llegamos a la capilla de Sant Ròc, a la entrada al pueblo.
Quiero resaltar a Carles, el benjamín de la excursión, que durante estos días se ha portado fenomenal caminando y prestando mucho interés a las explicaciones.

jueves, 3 de septiembre de 2009

VALLE RÍO SALENQUES - Parque Natural

Otro día más que amanece cubierto y con fresco. A la cita no faltan Vicky y Paco, Josefina y M. Ángel, llegan justo ala hora se salir Yolanda y Carles, hijo y padre. La excursión del día de hoy es al valle del río Salenques, dentro del Parque Natural Maladeta-Posets, al otro lado del Túnel de Vielha.
Descendemos por la carretera, siguiendo el cauce del río Noguera Ribagorzana, por el valle de Barrabés hasta el embalse de Moralets(por este nombre lo hemos conocido siempre). Aparcamos los coches junto al embalse, en una postal típica de montaña, rodeado de altas cumbres y densos bosques y de agua transparente.
En la cola del embalse desemboca el río Salenques que desciende de las cumbres de la Maladeta. Desde su desembocadura vamos remontando el río, siguiendo el GR-11, adentrándonos en un bello bosque de hayas. Imparto una serie de indicaciones de comportamiento, así como de seguridad. De vez en cuando, dejamos el sendero para adentrarnos en el cauce del río y disfrutar de como se precipita el río en múltiples saltos y rápidos que va haciendo entre rocas y troncos, lo que compensa al más exigente amante de la naturaleza. A Vicky las vistas del río entre el bosque parace que le deja sin aliento. Vemos restos de antiguas avalanchas, atravesamos canchales y pequeños claros de bosque en donde aprovechamos para comer frambuesas y moras. Nos fotografiarnos en una oquedad formada por unas rocas. Carles, el benjamín del grupo, hace unos esfuerzos tremendos para aguantar una gran roca que está en medio del camino, menos mal, gracias a el la roca... bueno, bueno...
Llegamos a la confluencia de las aguas procedentes del barranco de Angliós y el Salenques. Dejamos el GR-11, pasamos el puente y tomamos el PR para remontar las aguas que nacen en el glaciar de Salenques, bajo el pico de Margalida (3244m). Yolanda le pasa lo mismo que a Vicky con el paisaje, se queda sin aliento, en su caso es por las subidas. Josefina, de Cuenca, "anda que se las pela", envidia de más de un@. Llegamos a un punto en el que el agua baja encañonada realizando una serie de saltos a cual más bonito. Carles tira de la mano de su madre. Vicky y Paco disfrutan de lo lindo, no más que Josefina y M. Ángel. Una vez hemos disfrutado de los saltos y realizadas las fotos, nos acercamos a un punto desde donde vemos el valle y cimas de Besiberri. Yolanda "flipa".
Deshacemos camino hasta el puente, seguimos el sendero en descenso acompañando las aguas abajo siguiendo el PR. Disfrutamos del camino por el bosque de hayas y alguna que otra cascasda y abeto con crecimiento caprichosos, paramos en un rincón presioso y comemos, algunos con la comida en "tapers" de la que me dan, otros se hacen unos bocadillos que parecen los instrumentos musicales que tocan en el Tirol. Disfrutamos del ágape, de los pies en el agua y conversaciones animadas y divertidas, Carles presta mucha atención.
Nos ponemos en marcha, a la media hora, divisamos el embalse y nuestro coches. En el aparcamiento comentamos lo bonita que ha sido la excursión y nos despedimos hasta mañana.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

VILAMOS, BALCÓN DEL ANETO

La noche ha sido lluviosa y, a primera hora, el día se ha levantado muy nublado. A la hora en que vamos apareciendo en el punto de encuentro, el tiempo no tenía muy claro que hacer, si volver a llover o acabar de despejarse.
Como en días anteriores, compañeros nuevos se agregan a las excursiones, son de Israel, Reus, Valencia y Cuenca.
En Pònt de Arròs tomamos una revirada carretera ganando altura hasta llegar a los 1255m. Poco antes de llegar a Vilamòs, hacemos una breve parada en un privilegiado mirador. Lo de privilegiado mirador y las vistas espectaculares sobre el valle de la Atiga de Lin y el macizo del Aneto nos las tenemos que imaginar, en un principio, pués la niebla nos las impide ver. Esperamos a que habrá un poco y conseguimos ver el valle de la Artiga y algunas de las montañas que cierran el valle sin llegar a ver el Macizo de las Maladetas con el Aneto, si un poco de la nieve del glaciar. Les explico el fenómeno geológico de los Guelhs deth Jòeu y como hacer la excursión para visitarlo.
El pueblo de Vilamòs pertenece al terçon de Lairissa situado al pie de la vertiente sur de la montaña de Uishèra de 2337 mts.
Seguimos hasta Vilamòs. Cuentan que Vilamòs fue el primer pueblo que se fundó en el Valle de Aran
Aparcamos en el centro para admirar la Iglesia Parroquial dedicada a Santa María, uno de los templos románicos más antiguos del Valle de Aran, aunque las reformas que se hicieron en el siglo XVII alteraron algo su configuración.
En el muro que da a la plaza son visibles tres fragmentos, pero el que más destaca es el de mármol blanco, de la época romana, con el busto de tres personas en relieve bajo arcos de de medio punto, que representa un niño flanqueado por dos personas de diferente sexo que parecen representar a sus padres. LLega Toñi, asistente de San Pedro (por el tamaño de las llaves), para abrir la iglesia y poder visitarla.
Nos dirigimos a la casa museo Ço de Joanchiquet. En la restauración del Ecomuseo Ço de Joanchiquet, iniciada el año 1995, se ha intentado conservar el mobiliario y la atmósfera que la casa tuvo durante las primeras décadas del siglo XX. Durante la visita vamos les doy a conocer aspectos de la vida aranesa hasta la transformación del Valle por el túnel, las hidroeléctricas y el turismos.
Iniciamos la marcha a pie por el camino que, a través de un bosque de pino, nos lleva hasta Arres de Sus. Bebemos de su fuente en la plaza del pueblo y nos encaminamos hacia Arres de Jus. A mitad de camino paramos brevemente en la Iglesia de Sant Joan, de estilo románico, en mal estado de conservación. Pasamos por la Iglesia de San Fabián, en Arres de Jus, de estilo románico.
Volvemos hacia Vilamòs, nuestro punto de partida.

BAUSEN Y EL BOSQUE DE CARLAC

El grupo es pequeño, Jaione y Vanessa, Nekane, Gregori, Dolores y Gregorio, Vikcy y Paco.
Son varias las excursiones que hago a lo largo de la semana para visitar algunos pequeños pueblos del valle.
Ayer nos acercamos al extremo Norte del Valle de Arán, a Bausen.
En la plaza, el panadero ha concentrado a los habitantes para venderles el pan, lo hace dos veces por semana. Ir a Bausen es dar un salto en el tiempo, es un pueblo que conserva intacta su forma de vida y sus costumbres, parece anclado en el tiempo. Pasamos por delante de la iglesia y el cementerio para salir del pueblo. Nos detenemos a ver el paisaje del Bajo Aran, Les, Bossost y Canejan con el fondo del valle del Toran.
En todos los pueblos se encuentran rincones encantadores e historias reales del pasado, transmitidas de generación en generación. Una de esas historias es la de los amantes de Bausen. En la parte más elevada de este pueblo, a 945 metros de altitud, un cementerio civil de piedra recuerda una bella historia de amor. "A mi amada Teresa, quien falleció en 10 de mayo de 1916 a la edad de 33 años", reza la única lápida del camposanto. Allí reposan los restos de una mujer enamorada de su primo que no obtuvo la dispensa eclesiástica de Roma para casarse porque no pudieron pagar la elevada suma de dinero exigida. Como el amor era más fuerte que los convencionalismos, la pareja decidió hacer vida en común, pero al poco tiempo la mujer enfermó y falleció. El cura del pueblo se negó a darle sepultura en el cementerio parroquial. Los vecinos, enojados, le construyeron en 24 horas otro para ella sola. Este pequeño camposanto s encuentra en un enclave con bonitas vistas del Bajo Arán. Vicky se emociona con la historia.
Después de esta visita, iniciamos la marcha por el sendero que va elevado sobre el Garona antes de que entre en Francia. Dolores siempre tiene la cámara de fotos preparada. Tenemos a la vista el pueblo de Canejan, el valle de Torán y el pueblo francés de Melles. Enseguida los perdemos de vistas al adentramos en el bosque, caminamos por un "túnel" de avellanos. Poco después, las hayas son las protagonistas. Hayas que han tenido un crecimiento muy lento y que crean un bosque bonito y, a la vez, con un halo misterioso. Nos fotografiamos dentro de la cavidad de un viejo haya.
Atravesamos por dos veces el río Carlac, que le da el nombre al bosque. Tenemos una fuerte subida, al principio, casi todos, van manteniendo una conversaciones que poco a poco se van apagando; Vanessa y Dolores nos dan cierta ventaja para que tengamos más tiempo de reposar una vez lleguemos a la parte más alta de la subida. El sendero se suaviza hasta que salimos del bosque.
De nuevo en Bausen, entramos en el bar-restaurante, el único del pueblo, en el que Aida nos sirve unas "merecidas". Vicky y Paco se dan un homenaje en el restaurante.

lunes, 31 de agosto de 2009

BANHS DE TREDOS a PONT DERA MONTANHETA

Con un buen ambiente de amistad nos hemos reunido en el punto de encuentro varios de caminantes de la semana pasada y las nuevas incorporaciones.
Nos hemos desplazado hasta los Baños de Tredos, en el aparcamiento, antes de ponernos a caminar, les he explicado parte de la historia de los Banhs y el comportamiento ha seguir a lo largo de la excursión. Mario, el benjamín del grupo, que por lo visto cenó y ha desayunado copiosamente, tenía muchas ganas de hablar pero..., no se porqué hoy no ha hablado mucho hasta el final de la excursión.
Este lugar se encuentra a 1800m de altitud. En este piso, el subalpino, está ocupado por pinares de pino negro (Pinus uncinata),que es el único árbol capaz de soportar los rigores climáticos propios de alturas comprendidas entre los 1.600 y 2.300 metros, donde aproximadamente se enmarca este piso. Andrea, con su simpática sonrisa, siempre presente, prestaba mucha atención a las explicaciones. Pepe hacía preguntas muy interesantes sobre las ramas de los abetos y pinos, el resto de su familia estaban espectantes
El pino negro crece muy despacio y puede llegar a vivir hasta 600 años, es muy resistente, teniendo que soportar temperaturas extremas entre el invierno y el verano.
No es raro ver algunos ejemplares retorcidos y maltrechos en fisuras de rocas y canchales, los bonsáis en la naturaleza, que a pesar de su reducido porte pueden tener la misma edad que los que hay desarrollados a su rededor. El sotobosque del piso subalpino está constituido principalmente por rododendros, arándanos, árnica, diversos helechos y alguna orquídea. Rosa aprovecha cada parada junto a los frambuesos para comer sus frutos, las frambuesas; de los arándanos también da buena cuenta. Los "papis" permanecía más en segundo plano, escuchando atentamente y haciendo muchas fotos con sus cámaras "guays".
El piso montano húmedo está ocupado por hayedos y abetales, que se sitúan entre los 1.000 y 1.800 metros. Generalmente los abetos pueblan las zonas mas altas de este piso, en esta zona se mezclan con el pino negro formando bosques mixtos.
El abeto (Avies alba) es una conífera gigantesca. Los Pirineos son el único lugar del territorio peninsular donde se encuentra el abeto. Le gustan los terrenos húmedos y bien iluminados. Bajo ellos crecen diversos tipos de hongos y setas, la valeriana del Pirineo, orquídeas, fresas, violetas, etc. Vicky y Paco sentían admiración por todo lo que íbamos viendo y sintiendo.
El regreso lo hacemos por la pista forestal, lo que nos permite hacer grupitos y mantener animadas conversaciones, Raquel y Arianna, las muchachas del grupo, son las que más aprovechan esta circunstancia para hablar de sus cosas, acaban dándose su dirección de Tuenti.