sábado, 25 de julio de 2009

El río juega en cada salto.

Hoy la familia excursionista estaba formada por varios murcianos, almerienses, alcalaínos, varios barceloneses, vigatans y londinenses. Con un cielo completamente azul, una temperatura ideal y buena energía entre los componentes del grupo, de los cuales destacaremos a Ruth, con cinco años, y a Asun, de 11.
En el aparcamiento de Conangles hemos iniciado la marcha entrando seguidamente en el bosque de hayas y abetos del mismo nombre. Mª Ángeles y Asunción prueban un tocón ante la admiración del resto del grupo. Vamos siguiendo el curso del río Noguera Ribagorzana en animada conversación. Salimos de los limites del Valle de Arán y entramos en el término de Senet. Durante el recorrido comentamos, en los claros del bosque, sobre las gencianas .
A los pocos minutos dejamos la pista forestal para tomar un sendero en ligera ascensión por un valle profundamente encajado, limitado por murallones casi verticales, por el que se despeña el río jugando en cada salto. Son obligadas las paradas para hacer fotos del cauce del río para ver los saltos que realiza, unas veces en forma de cascada otras por toboganes.
Es una de las más bellas excursiones de la zona, por la impresionante armonía de alta montaña, en el que se conjugan bosque, prados y agua.
El nombre del río y valle lo dejo para los conocedores de la zona...
Hoy, sábado, es día de despedida. Muchos parten de regreso a sus destinos de origen, otros a continuar sus vacaciones en otros destinos. Hasta pronto, seguir soñando cosas bonitas...
En la foto, Cascada superior.

viernes, 24 de julio de 2009

DE LA BASSA D'OLES A GELES

Hoy la salida ha ido con bastante retraso, dos compañeros no han encontraban el punto de encuentro. Los participantes en la salida de hoy son de Londres, Alicante, Almería, Murcia, Madrid y Barcelona. Partimos con nuestros coches desde Vielha hasta el pueblo de Gausac y, desde aquí, a la Bassa d’ Oles. La carretera es una pista forestal asfaltada, en muy buenas condiciones, estrecha pero bonita entre bosque de pino silvestre y abetos.
Mª Ángeles y Goyo y la familia Fabri nos han acompañado hasta la Bassa, Hoy tocaba día de descanso. Nos hacemos unas fotos, comentamos alguna anécdota y les dejamos disfrutando del entorno. El día es perfecto para caminar, cielo totalmente despejado y temperatura ideal, incluso diría más, en la sombra hacía frasco.
La marcha la realizamos Ana y Christian, Lois y Peter, Viky y Arturo, Salvi y Fernando (en la foto). Tomamos el sendero que parte detrás del refugio. Lo seguiremos a pie en ligera subida, superaremos un escalón y nos encontramos con los restos de una pequeña laguna.
Prados, bordas y, sobre nosotros, a la izquierda, el Montcorbison, una montaña que, aún no siendo muy elevada, tiene una situación privilegiada por su situación. Llegamos a dos pequeñas cabañas de pastores y un abrevadero donde hacemos una parada para recuperar fuerzas. Viki no hace más que pisar el tubo del caño de agua por lo que tenemos dificultades para beber. Fernando moja un poco a todos, aunque realmente el objetivo soy yo.
Un poco más adelante, debajo de la Ròca de Sacosta (1859m), las vistas sobre el valle son tan bellas como impresionantes. El sendero va a media ladera entre prados con fuerte pendiente, a nuestra izquierda tenemos el Tuc dera Entecada (2267m), nos adentramos en un bosque de hayas precioso. Al salir del bosque tenemos ante nosotros un sobrecogedor paisaje rodeado de montañas, el barranco de Geles deja caer el agua bruscamente. Hemos llegado a Eth Santet dedicado a Era Mair de Diu de Nheus. Unas mesas con bancos nos invitan a comer, por supuesto, nuestro picnic. Después de la comida y sin un merecido reposo, continuamos camino, ahora por pista forestal y durante dos kilómetros. Dado que Ana se encuentra físicamente perfecta y sin que nadie lo esperara, tomamos un camino en ligera subida, siempre por dentro de bosque de abetos. Poco antes de salir del bosque admiramos un gigantesco hormiguero. Salimos a unos prados y nos encontrarnos con una cabaña y un abrevadero, desde aquí divisaremos la pequeña laguna que pasamos al iniciar el itinerario y llegar a hasta nuestros coches por detrás de la Bassa.
Lois y Peter, los londinenses, con su poco castellano no han podido compartir las risas que hemos hecho a lo largo de la excursión.

jueves, 23 de julio de 2009

LUCHON - SUPERBAGNERES - RUTA DE LAS CASCADAS

Después del día caluroso de ayer y de no haber dormido mucho por el fuerte viento, hoy el día es esplendido, soleado y con temperaturas normales del mes de julio.
Mientras nos vamos juntando los participantes de Portugal, Murcia, Levante, Madrid, Bilbao y Cataluña en el punto de encuentro, aparecen Covadonga y Javier para despedirse de nosotros y regresar a su casa. Les tengo que agradecer su compañía, no sólo la de estos días, también en alguna salida de raquetas el pasado invierno y el verano anterior. Buen regreso a casa, buenas vacaciones en Irlanda y espero veros pronto.
Con buenos ánimos nos desplazamos, por la bella carretera del puerto del Portillón, entre grandes abetos y hayas, hasta Luchon. Mientras descendíamos el puerto veía que no funcionaba el telecabina achacándolo a viento y pensaba, también, en un gafe.
Nada más llegar, reuno al numeroso grupo de hoy y, viendo que el telecabina continuaba parado, les señalo al gafe, en ese momento el remonte se pone en marcha. Nos dirigimos al telecabina, alguna con cierto temor, no sabemos si al remonte o al vértigo. Una vez arriba, en Superbagneres, disfrutamos de las vistas de unas cuantas montañas que superan los 3000m, entre ellas el Aneto, Maladetas, Cabriulles, Maupas, etc., todavía con mucha nieve, y el valle de la Pique. Realmente una bella visión.
Volvemos a tomar el telecabina para descender a Luchon. Una vez en Luchon nos vamos a los jardines del casino. Nos recibe la diosa de la Fortuna, un desnudo en bronce de una bella mujer. Más de una se acerca con decimos de lotería, cupones de la ONCE, etc. a frotarlos por las posaderas de la diosa. ¡Que reparta suerte! y acordaros de mi.
Después de pasear por los jardines, tanto del casino como del balneario, de ver y conocer los árboles, la historia de Luchon, hay un tiempo libre para pasear por la animada avenida llena de comercios y gente. Jordi, el benjamín del grupo con poco más de 2 años, pilla un berrinche tremendo al ver el tiovivo, Ramón, su abuelo, lo aleja del grupo y del carrusel.
A las trece horas nos desplazamos hasta el Vallée du Lys para realizar la ruta de las cascadas. Algunos componentes de la excursión nos dejan para seguir haciendo turismo por su cuenta.
Marc y Asun, de ocho y once años, no pierden paso detrás mío. Nada más empezar tenemos que superar 300m de desnivel por el bosque de hayas, a alguna se le atragantan, pero bueno, una vez superados nos detenemos a comer y recuperar fuerzas.
Atravesamos una gran pradera y nos adentramos en un bosque mixto de abetos y hayas tras atravesar un puente sobre una cascada y un pequeño cañón. Disfrutamos del sendero que nos conduce hasta el "Pozo del Infierno", una cascada que debe tener más de 60 metros de caída en el interior del bosque. La admiramos desde un mirador que hay a media altura, luego subimos a la parte superior para verla caer desde la altura y, a la vez, contemplar la vista sobre el valle de Lys y la pequeña y bonita cascada que hay un poco más arriba. No nos tenemos que olvidar de las "Allan Spielberg", que con sus cámaras de video no han dejado gota de agua sin filmar.
El descenso hasta el fondo del valle es muy bonito, pasamos por cascadas más pequeñas y rincones preciosos hasta atravesar un bosque de avellanos y llegar al aparcamiento.
Tres horas de cansancio y deleite, sobre todo cuando una parte del grupo se van al bar a tomar una "merecida"

miércoles, 22 de julio de 2009

VILAMÓS - CASA JOANCHIQUET Y MINAS VICTÒRIA

El día se ha presentado con mucho aire y, además, muy caluroso. El grupo de participantes numeroso, aunque no tanto como ayer, de todas maneras están representadas las comunidades de Madrid, País Vasco, Murcia, Valencia y Cataluña. La más joven, de once años, es Asunción.
La carretera que accede a Vilamós es sinuosa pero con vistas muy bonitas. A medida que ascendemos se nos presentan panorámicas sorprendentes incluso hoy que, por el calor, había calima.
Nos hemos parado en el mirador para descubrir esas vistas, la del valle de la Artiga de Lin y el Aneto (3404m). Algunos de los participantes ya han visitado la Artiga, otros no, en cualquier caso les he explicado el fenómeno geológico de los Guelhs deth Jòeu, su procedencia y como se descubrió, la ruta por la Artiga y por el Bosque del Baricauba.
Seguimos hasta Vilamòs donde admiramos la Iglesia Parroquial dedicada a Santa María, uno de los templos románicos más antiguos del Valle de Aran, aunque las reformas que se hicieron en el siglo XVII alteraron algo su configuración. Visitamos a la casa museo Ço de Joanchiquet. En la restauración, iniciada el año 1995, se ha intentado conservar el mobiliario y la atmósfera que la casa tuvo durante las primeras décadas del siglo XX, conocemos aspectos de la vida aranesa hasta la transformación del Valle por el túnel, las hidroeléctricas y el turismos.
Tomamos los coches para acceder a Arres de Sus y, por una pista, en un principio asfaltada, llegar a la Bassa de Arres donde empezamos la caminata que nos lleva hasta las Minas Victòria.
Nos adentramos en el bosque de abetos . Las abetosas son las grandes dominantes del piso montano húmedo del Valle de Aran. La sensación en el interior de un bosque de abetos es de penumbra, de frescor, de silencio... Los árboles de porte alto y esbelto, crecen uno al lado de otro, formando una barrera para la luz del sol. Este ecosistema es el paraíso del urogallo, del búho pirenaico, del pico negro,...
Llegamos a las minas y, después de unas explicaciones, Flor y la familia arcia-Belarte se ponen los cascos y los frontales para adentrarse en la Galería Sacosta.
La Val d´Aran ha sido históricamente una zona de extracción de minerales. A comienzos del siglo XX se inicia la explotación del mineral de zinc en la zona de Arres y de Bossòst.
En el año 1912, la Mina Victoria ya estaba en plena explotación, extrayéndose alrededor de ochenta toneladas de mineral bruto por día, y se puso en funcionamiento un lavadero de minerales en Bossòst. En la mina trabajaban entre 100 y 150 personas, repartidas entre el interior y el exterior de las galerías.
Al estallar la Guerra Civil (1936-1939), se suspendieron los trabajos. En 1949 se reinició la explotación, prologándose hasta 1953, cuando la bajada del precio del zinc y la falta de mano de obra provocaron el cierre definitivo de las minas.
Los que no visitamos la galería seguimos la ruta por un camino muy bonito, siempre en constante ascensión, llegamos a la "bassa" donde tenemos los coches. Me quedo esperando a Flor y a la familia Garcia-Belarte, visitantes de las minas. Al cabo de un rato me llaman para decirme que se habían extraviado en la subida, les comento como tienen que retomar el camino. El resto del grupo se encuentra en Vilamós entorno a la mesa de un restaurante, muy preocupados, tomando unas "merecidas", una olla aranesa y unas chuletas de cordero. Al rato, aparecen los desaparecidos y se toman unas "merecidas" con nosotros y nos cuentan los momentos más emotivos de la aventura.

martes, 21 de julio de 2009

VALL DE BOI - Románico y Parque Nacional

Después de la tormenta que cayó ayer noche nadie esperaba que hiciera el día de hoy, cielo totalmente despejado y de un azul precioso.
Hoy el grupo era más numeroso que días anteriores y caras nuevas. Veteranos de años anteriores como Rosa y Ramón, MªÁngeles y Goyo. Los benjamines del grupo son Jordi y Marc, hermanos y con 2 y 8 años cada uno.
Desde el Vielha nos trasladamos a la Vall de Boí para ver el románico y el Parque Nacional.
Vimos y admiramos Sant Climent y Santa María de Taull, de los mejores ejemplares del románico español.
Posteriormente accedimos al Parque Nacional en taxis desde la población de Boí. Iniciamos el recorrido a pie por la parte del parque que le da el nombre: el Planell d'Aiguestortes. El paseo por la plataforma de madera, adaptada para discapacitados, nos posibilitó ir conociendo aspectos de la geología del Pirineo y, más concretamente, del Parque. Hablamos y comentamos sobre las orogénesis hercinianana y la alpina, de las glaciaciones, la erosión y de todo aquello que contribuyó a modelar las montañas del Pirineo. Comentamos los diferentes tipos de lagos y la sedimentación ejercida en ellos. Descubrimos la flora que habita en los diferentes pisos (subalpino, alpino y nival). En definitiva, íbamos interpretando lo que íbamos viendo en la montaña.
Unos cuantos compañeros deciden alargar y endurecer el la excursión dirigiéndose hacia el estany Llong. El resto descendimos desde el Planell hasta el estany de Llebreta por un sendero, siguiendo el cauce del río Sant Nicolau, disfrutamos de la comida en un rincón a la sombra de un abeto milenario y al arrullo de una cascada, admiramos la cascada del Sant Esprit y nos maravillamos del "estany" en su orilla. Algunas "miembras" y algún miembro del grupo refrescaron los pies en al agua, incluso recibieron las salpicaduras producidas por las piedras que tiraba el simpático de turno... Hoy no le han salido los colores de ayer a una "miembra" del grupo, la excursión ha sido más suave y casi le quita el título de "Barbi" a otra compañera.

lunes, 20 de julio de 2009

BOSSOST - Iglesia, Cueva y Castillo

Lunes, primer día de la semana y de excursiones. En el punto de encuentro mucha gente y muchas caras conocidas venidos de diferentes lugares de la geografía española; de Murcia, de Navarra, de Madrid, de Canarias, de Levante, de Asturias y de Cataluña para participar en la excursión de hoy. Nos desplazamos en coche hasta Bossost.
Bossost es una población importante de la Val d'Aran, está situado a 710 m de altitud. Con 822 habitantes es el segundo municipio en población así como el más comercial próximo a la frontera francesa por el puerto de montaña del Portilhon. Situada a ambos margenes del río Garona se trata de un bello enclave, cuya guinda es la iglesia románica de Era Purificación de Bossost. Iglesia románica perteneciente al siglo XII muy modificada. Después de conocer sus características nos dirigimos al "Cap dera Vila", hasta la capilla de Sant Joan Crisostóm, una de las seis capillas que rodean a la población.
Poco más arriba tomamos el Camin des Terretes adentrándonos en los dominios de Soala Casteras. El camino sube protegido por las sombra de arboles, al salir de la protección de la sombra hace mucho calor y, el camino, se convierte en aereo sobre Bossost. Llegamos a la cueva y unas cabras huyen ante nuestra presencia. En la cueva nos quedamos un buen rato disfrutando del frescor que en ella hace. Hacemos un último esfuerzo para subir hasta las ruinas del antiguo castillo, desde donde disfrutamos de unas vistas excelentes del terço de Cuate Lòcs, Bossost, Les, Canejan y Bausen.
El descenso lo hacemos por un camino entre rocas y muchos helechos hasta llegar a la capilla de Sant Ròc, en la entrada al pueblo.
Quiero resaltar a Marc, el benjamín de la excursión, que con sus 8 años se ha portado fenomenal caminando y prestando mucho interés en las explicaciones.