miércoles, 25 de marzo de 2009

ESQUIANDO EN DOLOMITI SUPERSKI

Esquiar en las Dolomitas no se si es esquiar en el cielo, pero seguro que está muy cerca. Es difícil que pueda describir lo que se siente y sobre todo explicar las emociones.
Bajar por la pistas Gran Risa, Boé, La Marmolada, La Longia, Ciampinoi, Faloria, etc. es lo mejor que un esquiador puede desear. Otra cosa debe ser la nieve polvo de Canadá, no lo sé.
En estos seis días de esquí he utilizado 127 remontes, he descendido 52361 metros de desnivel y, estimados,  he hecho 275 Km, puede que más. La Marmolada ha sido el desnivel más largo (1470 m y 12 Km). Impresionante fue la subida en el funicular Sass Pardoi por la pared que hay desde 2240 a 2950 m y posterior descenso por el itinerario fuera pista. Bajar las pistas de Copa de Mundo de Alta Badia o de Val Gardena y las Olímpicas de Cortina te hace sentir, un poco, un campeón.
No quiero dejar de mencionar las atenciones y buena disponibilidad de la Familia Kostner, propietarios de los apartamentos Residencia Mogun, en Corvara.
Os dejo con las fotos, que como se dice "vale más una imagen que mil palabras".