jueves, 3 de septiembre de 2009

VALLE RÍO SALENQUES - Parque Natural

Otro día más que amanece cubierto y con fresco. A la cita no faltan Vicky y Paco, Josefina y M. Ángel, llegan justo ala hora se salir Yolanda y Carles, hijo y padre. La excursión del día de hoy es al valle del río Salenques, dentro del Parque Natural Maladeta-Posets, al otro lado del Túnel de Vielha.
Descendemos por la carretera, siguiendo el cauce del río Noguera Ribagorzana, por el valle de Barrabés hasta el embalse de Moralets(por este nombre lo hemos conocido siempre). Aparcamos los coches junto al embalse, en una postal típica de montaña, rodeado de altas cumbres y densos bosques y de agua transparente.
En la cola del embalse desemboca el río Salenques que desciende de las cumbres de la Maladeta. Desde su desembocadura vamos remontando el río, siguiendo el GR-11, adentrándonos en un bello bosque de hayas. Imparto una serie de indicaciones de comportamiento, así como de seguridad. De vez en cuando, dejamos el sendero para adentrarnos en el cauce del río y disfrutar de como se precipita el río en múltiples saltos y rápidos que va haciendo entre rocas y troncos, lo que compensa al más exigente amante de la naturaleza. A Vicky las vistas del río entre el bosque parace que le deja sin aliento. Vemos restos de antiguas avalanchas, atravesamos canchales y pequeños claros de bosque en donde aprovechamos para comer frambuesas y moras. Nos fotografiarnos en una oquedad formada por unas rocas. Carles, el benjamín del grupo, hace unos esfuerzos tremendos para aguantar una gran roca que está en medio del camino, menos mal, gracias a el la roca... bueno, bueno...
Llegamos a la confluencia de las aguas procedentes del barranco de Angliós y el Salenques. Dejamos el GR-11, pasamos el puente y tomamos el PR para remontar las aguas que nacen en el glaciar de Salenques, bajo el pico de Margalida (3244m). Yolanda le pasa lo mismo que a Vicky con el paisaje, se queda sin aliento, en su caso es por las subidas. Josefina, de Cuenca, "anda que se las pela", envidia de más de un@. Llegamos a un punto en el que el agua baja encañonada realizando una serie de saltos a cual más bonito. Carles tira de la mano de su madre. Vicky y Paco disfrutan de lo lindo, no más que Josefina y M. Ángel. Una vez hemos disfrutado de los saltos y realizadas las fotos, nos acercamos a un punto desde donde vemos el valle y cimas de Besiberri. Yolanda "flipa".
Deshacemos camino hasta el puente, seguimos el sendero en descenso acompañando las aguas abajo siguiendo el PR. Disfrutamos del camino por el bosque de hayas y alguna que otra cascasda y abeto con crecimiento caprichosos, paramos en un rincón presioso y comemos, algunos con la comida en "tapers" de la que me dan, otros se hacen unos bocadillos que parecen los instrumentos musicales que tocan en el Tirol. Disfrutamos del ágape, de los pies en el agua y conversaciones animadas y divertidas, Carles presta mucha atención.
Nos ponemos en marcha, a la media hora, divisamos el embalse y nuestro coches. En el aparcamiento comentamos lo bonita que ha sido la excursión y nos despedimos hasta mañana.

No hay comentarios: