miércoles, 12 de agosto de 2009

VILAMÓS - CASA JOANCHIQUET Y MINAS VICTÒRIA

Como ayer, la mañana soleada, con un cielo totalmente despejado. Nos reunimos para la salida en el punto de encuentro, conocemos a los nuevos participantes -canarios y portugueses- y hacemos comentarios sobre las experiencias del día anterior, las incidencias, anécdotas, bromas etc. Son muchos los niños que me vienen acompañando esta semana; Judit, Lidia, David, Natalia y Eva, tienen entre cuatro y once años.
Salimos puntualmente, en Pònt de Arròs tomamos una revirada carretera ganando altura hasta llegar a los 1255m, poco antes de llegar, hacemos una breve parada en un privilegiado mirador para admirar las vistas, posiblemente las más espectaculares que se pueden ver desde una carretera aranesa, sobre el valle de la Artiga de Lin y el macizo del Aneto.
Algunos de los participantes ya han visitado la Artiga de Lin, otros no, en cualquier caso les he explicado el fenómeno geológico de los Guelhs deth Jòeu, su procedencia y como se descubrió, la ruta por la Artiga y por el Bosque del Baricauba.
Al llegar a Vilamós nos dirigimos y visitamos a la casa museo Ço de Joanchiquet, casa aranesa del siglo XVII. En la restauración del Ecomuseo Ço de Joanchiquet, iniciada el año 1995, se ha intentado conservar el mobiliario y la atmósfera que la casa tuvo durante las primeras décadas del siglo XX. Durante la visita vamos conociendo aspectos de la vida aranesa hasta la transformación del Valle por el túnel, las hidroeléctricas y el turismos.
Seguimos ruta con el coche, después de pasar Arres de Sus, tomamos la pista, en un principio asfaltada, hasta llegar a la bassa de Arres donde empezamos la caminata que nos lleva hasta las Minas Victòria.
Nos adentramos en el bosque de abetos . Las abetosas son las grandes dominantes del piso montano húmedo del Valle de Aran. La sensación en el interior de un bosque de abetos es de penumbra, de frescor, de silencio. Los árboles de porte alto y esbelto, crecen uno al lado de otro, formando una barrera para la luz del sol. Este ecosistema es el paraíso del urogallo, del búho pirenaico, del pico negro... En el recorrido Lidia nos descubre una planta herbácea, la Digitalis purpurea, este significado nos hace referencia a la forma y color de las flores, nos indica que tiene forma de dedo o dedal y que es de color lila.
Llegamos a las minas y, después de unas explicaciones y fotos, continuamos camino pasando por la Galería Sacosta.
La Val d´Aran ha sido históricamente una zona de extracción de minerales. A comienzos del siglo XX se inicia la explotación del mineral de zinc en la zona de Arres y de Bossòst.
En el año 1912, la Mina Victoria ya estaba en plena explotación, extrayéndose alrededor de ochenta toneladas de mineral bruto por día, y se puso en funcionamiento un lavadero de minerales en Bossòst. En la mina trabajaban entre 100 y 150 personas, repartidas entre el interior y el exterior de las galerías.
Al estallar la Guerra Civil (1936-1939), se suspendieron los trabajos. En 1949 se reinició la explotación, prologándose hasta 1953, cuando la bajada del precio del zinc y la falta de mano de obra provocaron el cierre definitivo de las minas.
Continuamos por un camino muy bonito, siempre en constante ascensión, algun@s dejan parte de los pulmones y corazón en la subida, hasta que llegamos a la "bassa" donde tenemos los coches.
Varios de los participantes que me han acompañado estos días parten mañana, nos hemos despedido con la ilusión de volver a vernos en próximas excursiones. Buen regreso.

No hay comentarios: