martes, 25 de agosto de 2009

VALL DE BOI - Románico y Parque Nacional

En el punto de encuentro nos encontramos un numeroso grupo de participantes para ir a visitar el Parque Nacional de Aiguestortes.
La mañana amaneció según lo que anunciaban las predicciones meteorológicas "DESDE AYER POR LA TARDE HASTA LA MAÑANA DE HOY SE HAN PRODUCIDO CHUBASCOS Y ALGUNA
TORMENTA Y SE HAN RECOGIDO CANTIDADES MÁXIMAS DEL ORDEN DE 15 MM. LAS TEMPERATURAS
HAN SUBIDO LIGERAMENTE. LOS VIENTOS HAN SIDO FLOJOS O MODERADOS CON PREDOMINIO DE
LA COMPONENTE OESTE O SUR. DURANTE LAS PRÓXIMA 24 HORAS LA SITUACIÓN ESTA DOMINADA
POR LAS BAJAS PRESIONES Y EL PASO DE UN FRENTE FRÍO ADAMAS DE LA PRESENCIA DE
AIRE FRÍO EN NIVELES ALTOS, FACILITANDO LA ACTIVIDAD TORMENTOSA FRECUENTE Y ALGO
INTENSA". Los participantes, como ya lo tenían previsto, advertidos por la información que les facilite ayer, no se ha "rajado" ninguno, han venido todos los que estaban interesados en la salida.
El grupo no era tan variopinto como en días anteriores, en cuanto a comunidades se refiere, todos de la Comunidad Valenciana a excepción de la familia de Laia que son de Girona.
La caravana de coches atravesamos el Túnel de Vielha dirigiéndonos hasta el Valle de Boí. Llegamos al aparcamiento de Taull, nos cargamos con las cámaras fotográficas pero no con los paraguas. Vimos y admiramos Sant Climent y Santa María de Taull, de los mejores ejemplares del románico español. Las dos fueron erigidas al mismo tiempo siendo consagrada la de Santa María dos días más tarde que la de San Clemente en el año 1123. El 30 de noviembre de 2000 la UNESCO declaró al conjunto románico de la Vall de Boí Patrimonio de la Humanidad, si bien desde la organización se manifestó el deseo de que en el futuro las pinturas y mobiliario originales de las diversas iglesias fueran devueltas por el MNAC.
En Boí tomamos los taxis que nos llevan hasta el interior del Parque, hasta el Planell de Aiguestortes. El camino, que sale de la parada de los taxis, bordea todo el rato unas aguas nítidas para adentrarse en el corazón del bosque, cruzando por puentes y pasarelas de madera los numerosos cursos en que se rompe el río Sant Nicolau. El paseo por la plataforma de madera, adaptada para discapacitados, nos posibilitó ir conociendo aspectos de la geología del Pirineo y, más concretamente, del Parque. Hablamos y comentamos sobre las glaciaciones, la erosión y de todo aquello que contribuyó a modelar las montañas del Pirineo. Comentamos los diferentes tipos de lagos y la sedimentación ejercida en ellos. En definitiva, íbamos interpretando lo que íbamos viendo en la montaña.
El Parque está situado en el corazón del Pirineo de Lleida, constituye la representación más genuina de la alta montaña. Único por la majestuosidad de sus paisajes y por la riqueza de la flora y fauna que acoge, el parque está sembrado de abetos centenarios y bosques de pino negro, y regado por casi 200 lagos de montaña, donde hallan refugio los rebecos, el urogallo, la marmota y el mítico quebrantahuesos.
Como cada excursión, no faltaban las cámaras de fotos de todos los tamaños y "pixeles". A mi me tocaba hacer de "trípode" para que pudieran salir las parejas o las familias al completo.
La lluvia es persistente,para protegernos nos tenemos que poner las capellinas y chubasqueros, en algún caso reforzado con paraguas. Carlos, el benjamín de la excursión, sus atrevimientos y sus retos son cada vez mayores, no le teme a nada ni a nadie y en los momentos de peligro real sabe como arreglárselas, por supuesto, con la ayuda de sus padres.
Descendimos desde el Planell hasta el estany de Llebreta por un sendero, siguiendo el cauce del río Sant Nicolau, admiramos la cascada del Sant Esprit y nos maravillamos del "estany" donde nos recogen los taxis para llevarnos de vuelta a Boí, donde tenemos los coches. La lluvia no ha impedido que pasemos un día ameno.

No hay comentarios: