sábado, 2 de agosto de 2008

VAL DE MOLIÈRES


En el punto de encuentro nos reunimos, como cada día, para realizar la salida pero hoy teníamos realizar el acto de entrega de Diplomas a los Mejores Excursionistas de la semana, recaen en los que han realizado más de 5 salidas conmigo. Esta semana han sido para Luís, Tere, Yolanda, Jorge, Isabel y Agustí, por las siguientes cualidades: Haber hecho de la naturaleza su reino y refugio. Porque aunque no esten como una cabra, siempre han tirado al monte. Porque ya sabéis, caminante no hay camino, pero es cojonudo caminar. Felicidades a todos y gracias por haber compartido con vosotros y los demás caminantes momentos buenos y divertidos.
Una mañana esplendida para acercarnos al Val de Molières, en la boca Sur del túnel. Un valle que es un jardín en medio de las montañas, además hemos conocido el aislamiento que tenía el valle antes de la construcción del túnel, su historia y lo que represento su apertura haya por los años 50.
A lo largo del camino hemos ido conociendo plantas y flores con sus propiedades, en algunos casos terapéuticas, en otros tóxicas.
Después de disfrutar de la belleza de la cascada y del frescor que nos proporcionaba continuamos camino remontándola por el lateral hasta alcanzar la parte superior. Continuamos camino remontando el curso del río hasta que alcanzamos un canchal (1) en donde nos paramos para intentar ver marmotas (2). Las hemos visto, aunque con dificultad por la presencia de algunas personas que iban gritando y, por lo tanto, asustándolas.
El regreso lo realizamos por otro camino, que nos permite ver una esplendida vista de todo el Val de Molières, hasta la entrada del viejo túnel en donde nos hacemos una foto de familia.
Foto del túnel realizada por mi padre, José Porras, hace 50 años.
(1)m. Peñascal o lugar de grandes piedras descubiertas.
(2)f. Nombre común de diversas especies de mamíferos roedores de unos 75 cm de largo incluyendo la cola,de cabeza gruesa y aplastada,orejas pequeñas,pelaje muy espeso,largo,de color pardo rojizo y cola larga de pelo pardo abundante:
la marmota pasa los inviernos dormida.

viernes, 1 de agosto de 2008

Estany de Besiberri


Esta mañana el día era gris como las pizarras de los tejados. He decidido pasar el túnel con la idea de que encontraríamos mejor día y así ha sido.
Hoy ibamos en familia, Teresa y Josep, Agustín e Isabel, Tere y Luís, Yolanda y Jorge y, como no, yo, aunque durante un rato nos han acompañado, como en excursiones anteriores, dos hermanos, Raúl y Nuria, de 2 y 5 años con su padre, un veterano, no por edad pero sí por años acompañándome con su mujer en las excursiones.
En el aparcamiento de Conangles hemos iniciado la marcha entrando seguidamente en el bosque de hayas y abetos del mismo nombre. Vamos siguiendo el curso del río Noguera Ribagorzana. Jorge e iba contando cuentos a Nuria y los demás en animada conversación. Salimos de los limites del Valle de Arán y entramos en el término de Senet. Durante el recorrido disfrutamos, en los claros del bosque, de las gencianas y de los lirios.
A los pocos minutos dejamos la pista forestal por la que caminamos para tomar un sendero en ligera ascensión por un valle profundamente encajado, limitado por murallones casi verticales, por el que se despeña el río jugando en cada salto.
Son obligadas las paradas para hacer fotos del cauce del río para ver los saltos que realiza, unas veces en forma de cascada otras por toboganes.
Nos alejamos un poco del cauce del río, en mantenida subida, hasta llegar a un puente de hormigón en donde hacemos una breve parada, la cual se aprovecha de diferentes maneras, unos para hacer fotos del agua precipitándose por los saltos, otros para recuperar "fuelle" o fumar un cigarro.
Continuamos en subida en un constante zigzagueo lo que provoca alguna que otra queja, pero bueno se va superando.
La llegada al lago provoca más de una exclamación por la vista impactante que se nos presenta del lago y los Besiberris al fondo. Ni que decir tiene que las cámaras de fotos van pasando de mano en mano y fotografiarse unos a los otros.
Os paso el comentario de Eva, una compañera de excursiones de la semana pasada, que les recomendé que hicieran la excursión por su cuenta:
"Te he de dar las gracias por habernos enviado a Albert y a mi a las cascadas y el lago de Besiberri. Fue fantástico. Vimos gente que subían a pasar la noche. ¿Se puede hacer? Debo decir que lo veo un sacrilegio .Pero por otra parte ,una noche en ese lugar con el cielo como techo, debe ser una tentación difícil de superar.
Te he de decir que cazamos......un arco iris fantástico en la primera de las cascadas."
Gracias y seguid imaginando cosas bonitas...

jueves, 31 de julio de 2008

LUCHON - SUPERBAGNERES - RUTA DE LAS CASCADAS


Con un día esplendido y con ánimos nos desplazamos, por la bella carretera del puerto del Portillón, entre grandes abetos y hayas, hasta Luchon.
Nada más llegar nos dirigimos al telecabina, alguna con cierto temor, no sabemos si al remonte o al vértigo. Una vez arriba, en Superbagneres, disfrutamos de las vistas de unas cuantas montañas que superan los 3000m, entre ellas el Aneto, Maladetas, Cabriulles, Maupas, etc., todavía con mucha nieve. Disfrutamos de los parapentista lanzándose pendiente abajo para abrir el parapente e iniciar el vuelo sobre nuestras cabezas y el valle de la Pique. Realmente un bello espectáculo.
Volvemos a tomar el telecabina para descender a Luchon. La persona temerosa baja en la misma cabina que yo, parece ser que debo mitigar el miedo..., eso si, no paró de hablar.
Una vez en Luchon nos vamos a los jardines del casino. Nos recibe la diosa de la Fortuna, un desnudo en bronce de una bella mujer. Delante de ésta surge la conversación de que si las tiene..., el hecho es que alguno le toca un pecho, no sabemos si era para ver si estaba frió o firme.
Después de pasear por los jardines, tanto del casino como del balneario,de ver y conocer los árboles, la historia de Luchon, hay un tiempo libre para pasear por la animada avenida llena de comercios y gente.
A las trece horas nos desplazamos hasta el Vallée du Lys donde realizamos la ruta de las cascadas. La media de edad de los participantes en esa marcha supera ampliamente los 50 años.
Nada más empezar tenemos que superar 300m de desnivel por un bosque de hayas, a más de uno se le atragantan, pero bueno, una vez superados nos detenemos a comer y recuperar fuerzas.
Atravesamos una gran pradera y nos adentramos en un bosque mixto de abetos y hayas tras atravesar un puente sobre una cascada y un pequeño cañón. Disfrutamos del sendero que nos conduce hasta el "Pozo del Infierno", una cascada que debe tener más de 60 metros de caída en el interior del bosque. La admiramos desde un mirador que hay a media altura, luego subimos a la parte superior para verla caer desde la altura y, a la vez, contemplar la vista sobre el valle de Lys y la pequeña y bonita cascada que hay un poco más arriba.
El descenso hasta el fondo del valle es muy bonito, pasamos por cascadas más pequeñas y rincones preciosos hasta atravesar un bosque de avellanos y llegar al aparcamiento.
Tres horas de cansancio y, sobre todo, de placer.

miércoles, 30 de julio de 2008


Como cada día, nos reunimos para la salida en el punto de encuentro, conocemos a los nuevos participantes y hacemos comentarios sobre la excursión del día anterior, las incidencias, anécdotas, bromas etc.
Salimos puntualmente, por la carretera N230 hasta el desvío a Vilamòs, en Pònt de Arròs, donde tomamos una revirada carretera ganando altura hasta llegar a los 1255m, poco antes de llegar, hacemos una breve parada en un privilegiado mirador para admirar las vistas espectaculares sobre el valle de la Atiga de Lin y el macizo del Aneto.
El pueblo de Vilamòs pertenece al Baish Aran situado al pie de la vertiente sur de la montaña de Uishèra de 2337 mts.
Cuentan que Vilamòs fue el primer pueblo que se fundó en el Valle de Aran, aunque entonces no tenía el mismo nombre ni se encontraba en el mismo sitio. Estaba situado a un km. de la actual población cerca del Puig de Sant Miqueu, y de la Capilla de Sant Miqueu de la que tomó su nombre.
Aparcamos junto al ayuntamiento y nos dirigimos a admirar la Iglesia Parroquial dedicada a Santa María y es uno de los templos románicos más antiguos del Valle de Aran, aunque las reformas que se hicieron en el siglo XVII alteraron algo su configuración.
En el muro que da a la plaza son visibles tres fragmentos, pero el que más destaca es el de mármol blanco, de la época romana, con el busto de tres personas en relieve bajo arcos de de medio punto, que representa un niño flanqueado por dos personas de diferente sexo que parecen representar a sus padres.
Nos dirigimos y visitamos a la casa museo Ço de Joanchiquet. En la restauración del Ecomuseo Ço de Joanchiquet, iniciada el año 1995, se ha intentado conservar el mobiliario y la atmósfera que la casa tuvo durante las primeras décadas del siglo XX.
Durante la excursión vamos conociendo un poco más aspectos de la vida aranesa hasta la transformación del Valle por el túnel, las hidroeléctricas y el turismos.
Conocemos la diferencia de un PR y GR y seguimos el camino que, a través de un bosque de pino, nos lleva hasta Arres de Sus. Bebemos de su fuente en la plaza del pueblo y nos encaminamos hacia Arres de Jus. A mitad de camino paramos brevemente en la Iglesia de Sant Joan, de estilo románico, en mal estado de conservación. Pasamos por la Iglesia de San Fabián, en Arres de Jus, de estilo románico.
Volvemos hacia Vilamòs, nuestro punto de partida.
En le artículo de la semana pasada(más abajo)hay otras explicaciones de la excursión que os pueden interesar.
La foto es de mi padre, José Porras, tomada en los años 50.

martes, 29 de julio de 2008

Parque Nacional


El día era gris en el Valle de Arán. Nos hemos ido concentrando en el punto de encuentro los participantes previstos pero, poco a poco, han ido apareciendo más viendo que el tiempo no acompañaba.
En cuanto hemos atravesado el túnel el tiempo era mejor, no del todo soleado, en cualquier caso no tan gris.
Sant Climent y Santa María seguían, como cada semana, en el mismo sitio de siempre para hacer la visita. En el interior de Santa María, después de conocer su esencia, una parte del grupo nos ha deleitado con una bella canción propia de canto de coral.
En el desplazamiento hasta Boi he tenido un desencuentro que hemos arreglado posteriormente. Mis disculpas desde aquí.
En el pueblo de Boi nos encontramos con los protagonistas de ayer y, como no, de hoy, Rubén y Nuria de 2 y 5 años.
Hemos recorrido el Planell d'Aigüestortes, un antiguo estany de origen glaciar, situado en la confluencia del valle elevado de Morrano con el valle principal, que durante miles de años ha sido rellenado por los sedimentos arrastrados por las aguas de alta montaña. La poca consistencia de este substrato ha permitido que el agua serpentee con facilidad, abriendo y cerrando pequeños meandros, dando el nombre a esta parte del parque - AIGUESTORTES - , entre pastizales y bosques. El camino, que sale de la parada de los taxis, bordea todo el rato unas aguas nítidas para adentrarse en el corazón del bosque, cruzando por puentes y pasarelas de madera los numerosos cursos en que se rompe el río Sant Nicolau.
Volvemos a la parada de taxis desde donde descendemos por un sendero hasta la cascada del Sant Esprit y el Estany de Llereta.
En el taxis de vuelta, Rubén iba advirtiendo a Merçe, la chofer, de la presencia de otros coches que venían de frente. ¡Menos mal!

lunes, 28 de julio de 2008

BANHS DE TREDOS a PONT DERA MONTANHETA


Antes de salir , la anécdota del día la ha protagonizado mi coche negándose a arrancar por falta de batería. He acudido al punto de encuentro y, enseguida, se ha puesto en marcha la solidaridad entre los participantes para ofrecer sus coches y plazas a los siete que teníamos que ir en mi coche. Gracias.
Dos participantes han sido los protagonistas Raúl y Nuria, de 2 y 6 años, llevándose la atención del resto. Hemos tenido otros protagonistas menos cariñosos con nosotros, mosquitos y tábanos, despachándose con sus picaduras en brazos, espaldas y piernas, sobre todo, en algunas compañeras de excursión.
El primer día de excursión sois muchos los debutantes en estas salidas, vais solos pero enseguida os relacionáis y creáis un buen ambiente de amistad.
Hoy, como el pasado lunes, nos hemos desplazado hasta los Baños de Tredos. Este lugar se encuentra a 1800m de altitud. En este piso, el subalpino, está ocupado por pinares de pino negro (Pinus uncinata),que es el único árbol capaz de soportar los rigores climáticos propios de alturas comprendidas entre los 1.600 y 2.300 metros, donde aproximadamente se enmarca este piso.
El pino negro crece muy despacio y puede llegar a vivir hasta 600 años, es muy resistente, teniendo que soportar temperaturas extremas entre el invierno y el verano.
No es raro ver algunos ejemplares retorcidos y maltrechos en fisuras de rocas y canchales, los bonsais en la naturaleza, que a pesar de su reducido porte pueden tener la misma edad que los que hay desarrollados a su rededor. El sotobosque del piso subalpino está constituido principalmente por rododendros, arándanos, árnica, diversos helechos y alguna orquídea.
El piso montano húmedo está ocupado por hayedos y abetales, que se sitúan entre los 1.000 y 1.800 metros. Normálmente los abetos pueblan las zonas mas altas de este piso, en esta zona se mezclan con el pino negro formando bosques mixtos.
El abeto (Avies alba) es una conífera gigantesca. Los Pirineos son el único lugar del territorio peninsular donde se encuentra el abeto. Le gustan los terrenos húmedos y bien iluminados. Bajo ellos crecen diversos tipos de hongos y setas, la valeriana del Pirineo, orquídeas, fresas, violetas, etc.
Isabel nos ha enselado a distinguir un abeto, diciendo que las ramas salen del tronco dispuestas a emprender el vuelo.Muy bien
La foto que encabeza es árnica.

domingo, 27 de julio de 2008

GRACIAS


Terminó la semana y no he podido hacer la crónica de algunas excursiones.
Gracias a los caminantes que me habéis acompañado durante la semana, en especial a aquellos que lo habéis hecho en cinco o más salidas.
Eva y Albert, Carme y Ramón, Mariu Carmen, Javi y Javier han obtenido el HONOR de ser diplomados por su buen hacer, por haber hecho de la naturaleza, estos días, su reino y refugio; porque aún no estando como cabras, han tirado al monte y, como ya sabéis..., "caminante no hay camino, pero es cojonudo caminar".